Viernes, universo de posibilidades

Mañana de cielo celeste con bruma, de césped, tierra y árboles oliendo a humedad regalada desde el cielo. Hojas de junco que aún conservan las gotas de la lluvia del día anterior y del rocío de la mañana. Brisa fresca que acaricia la cara ayudando a despertarnos. Último esfuerzo laboral de la semana, que si es vocacional, es menos sufrido. El cuerpo siente el cansancio acumulado en las agujetas del torso y en que el ritmo de actuar se deja llevar como alguien acariciado por una mano sensible. Los buenos días con los vecinos o con los compañeros de trabajo llevan cargados la alegría del descanso que espera a partir del mediodía -aunque ya lo quisieran para sí aquell@s que trabajan en horario comercial o de hostelería, los auténticos currantes del fin de semana. Bueno estos últimos pueden saborear el descanso de entre semana, que puede ser más placentero-.

Llega un nuevo fin de semana y el universo de posibilidades se expande. Ir al cine, al teatro, disfrutar de una buena tertulia. Coger la mochila y tomar los senderos del campo y de la sierra para sentir que allí el tiempo adquiere una nueva dimensión. Sentir como la arena de la playa ya no quema como veinte días antes. Preparar un cocido acompañado de un buen vino y darle el sabor de una grata compañía con la que es posible comunicarse durante horas sin que el reloj ni el móvil medien de por medio. Escuchar un concierto de música conservando después las emociones vividas durante largo tiempo.

Llegan estos tres días, y el ritmo y los sonidos de las calles, de las avenidas, cambian en función de la hora del día, de la zona de las ciudades. Cuando las tardes llegan, los lugares comerciales de compras del día a día para la casa se convierten en símbolos del silencio. Éste se puede palpar cuando unas horas antes todo allí era trajín, movimiento, ruido. Y en cambio, otros destinos se masifican, las colas se concentran, los oídos tienen que inmunizarse frente a notas no precisamente musicales.

Ahora, te toca a ti, a nosotros, vivirlo. Elige tu fin de semana y que nos merezca la pena...

Comentarios

Entradas populares