La desmoralización actual

La crisis socioeconómica que está padeciendo buena parte del Mundo, agravada por la situación medioambiental que estamos sufriendo, viene precedida por una carencia de un paradigma moral capaz de marcar con claridad los modelos de vida posibles desde el plano personal hasta el social teniendo en cuenta las circunstancias y los recursos. Las democracias occidentales siguen incurriendo en errores de partida a la hora de afrontar estas realidades diarias. En la Unión Europea hay 27 parlamentos nacionales, un Parlamento Europeo, cientos de parlamentos regionales en los países, y más instituciones provinciales. ¿Qué es realmente esto? Una suma de jerarquías piramidales, en la que pocos se salvan por su conducta coherente y sincera. Apenas hay defensa de comportamientos éticos y morales en el conjunto de decisiones tomadas porque mayoritariamente solo se preocupan por mantener el status quo logrado a nivel profesional y social.


En las empresas privadas, en las entidades financiadas con fondos públicos, más allá de los herederos familiares en las primeras, los accesos a los puestos de trabajo, de decisión, no se están tomando en la mayoría de los casos por motivos de capacidad intelectual, profesional, moral. Aquellas personas que se muestran con más capacidad de aunarse a la red clientelar creada, son quienes asumen injustamente las riendas de las organizaciones, desde pymes hasta fundaciones y multinacionales.

¿Qué tipo de mundo se está gestando? ¿Quiénes son auténticos referentes humanos? En las últimas semanas, vemos como se suceden continuos episodios de faltas de desmoralización; desde una ciudad del sur de Europa en la que hasta dos personajes han tenido que ser destituidos de su papel de Rey en la Cabalgata anual, hasta un conocido sociólogo religioso en tierras de Flandes que ha reconocido un caso de abuso sexual. ¿Qué tienen que decir las personas, las instituciones, los medios de comunicación que han estado apoyándoles, avalando su trayectoria social a lo largo de las últimas décadas? ¿Cuál es su grado de corresponsabilidad?


En algunos países de Oriente, el nuevo año ya se ha iniciado, en Europa, África, y América, aún queda parte del día para que anunciemos progresivamente la llegada de 2011. ¿Para cuándo vamos a dejar el cambio, la evolución de comportamientos, maneras de relacionarnos, pendientes? 

Comentarios

Entradas populares