Yamakasi, o cómo desvelar las corruptelas del sistema


http://www.youtube.com/watch?v=W7s2JuaDpRQ

Esta película, con la que nos obsequiaba anoche La 2, representa cómo desde los bordes del sistema los marginales pueden modificar aquel. El film contando con una agilidad narrativa cinematográfica vibrante a partir de un guión que destaca por su originalidad y su visión crítica argumentada, nos narra las peripecias de siete adolescentes en torno a los veinte años, año arriba año abajo, que se preguntan por qué rutas vitales tomar. Y haciendo gala de su condición de amigos; de hijos de inmigrantes que viven en un barrio de la periferia de París y, por tanto, son franceses de primera generación; y de estar unidos por su vocación escalando las paredes de los edificios, se lanzan a una labor solidaria; hacerse con 400 000 francos para salvar la vida de un niño, Djamel, que necesita un transplante de corazón.

Las paradojas, y la resolución de las mismas, resultan claves en el desarrollo y en la resolución de las sucesivas tramas que componen esta cinta. La primera, el afecto y la complicidad que tienen de un policía vecino de ellos que les advierte de las consecuencias que sus actos pueden tener. Les avisa de que cualquier día un niño, o un chaval de menos edad, intentando emularles, puede sufrir un accidente desgraciado y mortal. Aquella advertencia del inspector, que es como ellos francés de primera generación, ya que nació en Francia y su familia es de origen magrebí, adquiere un valor profético. Días después, ocurre la segunda paradoja; el pequeño Djamel, mientras se encuentra en la hora de recreo de su escuela, apaciblemente sentado en un banco y viendo cómo dos amigos escalan un árbol, sufre un ataque al corazón. El motivo que lo desencadena es la situación de tensión a la que le someten desde la ignorancia y el atrevimiento sus dos pequeños colegas, atacándole verbalmente por su incapacidad de salud que le imposibilita hacer determinados esfuerzos. En esa escena, que provoca el argumento esencial de este largometraje, se aprecia también la falta de inocencia de determinados niños, algo que ahí también se denuncia.

A partir de ahí, la familia del pequeño Djamel, que ya llevaba un tiempo esperando un transplante, se encuentra con problemas para acceder al órgano de un donante y a su posterior operación; he ahí la tercera disyuntiva, dados sus limitados recursos económicos. Se tienen que enfrentar a los intereses espurios, injustos e ilegales de una trama corrupta de sanitarios, incluido un Consejero de Salud, que solamente tienen como interés el enriquecerse económicamente con el ejercicio de su profesión sin que otros valores les muevan. En ese sentido, los roles que encarnan el responsable de gestión de los órganos del hospital y el propio máximo responsable político, representan cómo desde la legalidad, la legitimidad y el uso arbitrario del poder, determinada gente se vale para enriquecerse siempre dentro de un entramado formalmente humano y democrático. Esta cuarta contradicción se va revelando conforme van entrando nuevos personajes en escena. El uso de la demagogia y del autoritarismo quedan revelados, denunciados y superados, por la labor heroica de los siete jóvenes, por el cambio de actitud del inspector franco magrebí que ve la corrupción interna del sistema, y por la autoridad legal y moral de un Jefe de Policía superior que desenmascara la trama que tenían montado aquellos médicos y político.

Si quieren conocer el final de la historia, ya saben, accedan a visualizar la cinta. Les aseguro que les merecerá la pena, y si no es así, ya saben, argumenten sus visiones y dénnosla a conocer.

Comentarios

Entradas populares