Ayudémosno


Las reuniones y concentraciones de la ciudadanía pacíficas, libres, espontáneas y democráticas que estamos viviendo en España y en otras partes del mundo, como ejemplos de compromiso y solidaridad, en momentos decisivos como son unas vísperas de elecciones, muestran su desacuerdo con la manera de gestionar la vida política, financiera - empresarial y también sindical. Especialmente los sindicatos mayoritarios son también corresponsables de este entramado socioeconómico desequilibrado, excluyente, que se ha venido creando en los últimos quince años, cuando menos. Y vamos a ofrecer un par de datos que cualquier persona puede cotejar por sí misma: uno, los sucesivos acuerdos de concertación social y política que se firmaron desde el año 1996 hasta 2006 entre patronales y sindicatos, estando en el gobierno nacional primero el PP y luego el PSOE desde las elecciones de 2004.
Dos, les animo a que sigan las pistas de ciertas empresas o entidades creadas por los sindicatos mayoritarios, por ejemplo para impartir los cursos de formación continúa para trabajadores y de formación para desempleados. Es práctica habitual entre esas entidades tener a una parte importante de sus trabajadoras y trabajadores con contratos en precario. Un dato más sobre esa manera de proceder; durante años, les tienen contratados por periodos de diez meses cada año. Al concluir ese tiempo, les dan de baja, les pagan sus finiquitos y un par de meses después -periodo que fluctúa- les vuelven a contratar para el mismo trabajo. ¿Qué os parece esa manera de proceder del patrón sindicato hacia sus personas empleadas?

En las elecciones generales de 2004, los trágicos actos terroristas cometidos por ultras auspiciados por Al Quaeda en Madrid, desencadenaron una falsa, miope y errónea gestión de los mismos por parte del entonces equipo de gobierno español, que presidía José María Aznar. Aquel intento de mentir a la opinión pública durante los dos días previos a los comicios, terminaron de decantar la balanza de la población que votó hacia el otro partido, el PSOE. Algún día, se estudiará, fruto de una investigación social e histórica profunda y coherente, más causas que llevaron a esa derrota. Ahora solamente, vamos a enunciar algunas: los intentos de una reforma laboral que se aprobó por decretazo ley y que tiempo después de estar vigente tuvo que ser derogada. Entre otras consecuencias provocó la salida primero del equipo de gobierno de una persona competente como Manuel Pimentel, contrario en el fondo y en las formas a aquella decisión legislativa. En TVE, la televisión pública estatal, parecía que solamente existían ciertos personajes e instituciones, como por ejemplo, la propia hija del entonces presidente en vísperas de su enlace matrimonial, tratándose como si fuera un asunto de Estado lo que realmente es un tema privado y familiar. O el tratamiento del mundo del balompié nacional como si el único club existente fuera el Real Madrid.
En la política internacional, la Unión Europea y, sobre todo, Europa, vivió una división en su seno, teniendo como punta del iceberg la nueva guerra contra el régimen de Saddam Hussein.

Durante toda esta crisis socioeconómica que estamos viviendo, el actual presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante demasiado tiempo, la estuvo negando como buena parte de los miembros de su equipo de gobierno y de su partido. Las mentiras tendenciosas a la larga, cuando las personas, la sociedad, las analiza y tienen consecuencias en sus vidas diarias, acaban siendo vencidas. Decía Don Julián Marías que la verdad siempre acaba triunfando. Los mismos que han colaborado con sus malas gestiones políticas al crecimiento y mantenimiento de una situación social, económica, financiera, injusta, desleal, incoherente, pretenden ahora convertirse en líderes de la salida. Está claro que están incapacitados ética, moral, social e intelectualmente para ello. Proclamaron, en consonancia con programas educativos que se vienen desarrollando en otras partes de Europa, la necesidad de introducir en la enseñanza, desde finales de Primaria al Bachillerato, de una materia sobre educación ciudadana. En el fondo, y sé de lo que hablo porque edité unos materiales sobre la misma, una Ética adaptada a los nuevos tiempos. Por cierto, donde también se daba cabida a las religiones. Si de verdad quieren dar una muestra de decencia, de humanidad, dejen su escaño, renuncien a los puestos que se crean en las direcciones generales de consejerías de las autonomías, dimitan en sus desempeños como técnicos o administrativos en las juntas de distritos de los ayuntamientos.

Comentarios

Entradas populares