Guillermo Zurita: "El 15 M es un espíritu"


Es un artista, escultor, que se aventuró a llegar a España desde su Panamá natal con el propósito de desarrollar su vocación. La Agencia de Cooperación Española, a pesar de los indudables méritos de su persona y currículum, no le otorgó una beca para proseguir con su sueño. Y es que según él relata en el asunto de las becas también hay excluidos por razones de intereses egoístas e injustos. Sin embargo, la lealtad y la coherencia hacía si mismo y su vida le hizo jugársela y cruzar el Charco. Se siente ciudadano allá donde vaya, por eso reivindica con argumentos la necesidad de adaptar las leyes, las normas de convivencia, al servicio de los seres humanos.

Pregunta: Cómo se siente un panameño en España.

Respuesta: Una extraña pregunta, pero en general mejor que en Panamá.

P: ¿Y eso? Cuándo dejó de ser Panamá un país tranquilo y supuestamente próspero.

R: Los medios de comunicación crean paraísos donde no los hay y se inventan los infiernos en el lugar mas tranquilo.

P: Dónde estaría Panamá, y cuál sería un ejemplo de un infierno en lo que realmente es un lugar tranquilo.

R: Panamá tiene dos definiciones como muchos lugares de América: crisol de razas y tierra de contrastes. Los indígenas en las montañas tienen mejor calidad de vida que alguien que viva en las ciudades.También pasa algo curioso en la ciudad capital y es que el salario mínimo es menor que el coste promedio de una hipoteca mensual. Cuando sumas alimentación, transporte y vivienda, se triplica el salario mínimo.

Es un bello país con playas hoteles resort y grandes empresas, pero solo el 10 por ciento está en manos de panameños. Solo un ejemplo concreto más; estuve de vacaciones allí en enero y en gastos para dos personas en un mes muy restringidamente gasté el doble de lo que me cuesta vivir aquí. Debería haber muchos indignados allí.

P: Curiosa y valiosa reflexión, ¿cuándo empezarán a darse cuenta si sus hermanos indígenas aplican una sabia filosofía de vida?

R: 1 de cada 5 panameños son funcionarios.

P: Y cómo se sufragan los costes de una administración cuando el 20% de su población laboral es pública.

R: El canal, la zona del canal, el centro bancario y lavar mucho dinero. Se me olvidaba, es un paraíso fiscal.

P: Y cómo valoras la vida de los indígenas allá.

R: Más sencilla pero poco a poco les expropian sus tierras. Así que no durará mucho.

P: Y cómo empiezan a reaccionar. A quiénes les dan las tierras expropiadas.

R: Las manifestaciones están prohibidas y la policía ha matado civiles, pero eso no sale en la prensa y las expropiaciones son para multinacionales que crean espacios privados. Mira Panamá es.... Creo que mejor lucho ahora por los derechos en España que aún se puede salvar.

P: Cómo ha evolucionado la España que conociste al llegar a la actual.

R: Siente menos vergüenza de su consumo y trata de corregirse quizás. Y lo conversaba con alguien un día, ¡ojalá la gente pueda dejar el pasado y construir una España sin PP-PSOE!

P: Cómo te sientes tratado desde que llegaste hasta ahora.

R: Pues depende, algunos son francos y otros no te dicen lo que piensan.

P: Son muy reveladoras tus palabras que dicen "vendedor y caballo de fuerza".

R: Es que fui vendedor de comida ambulante en una bicicleta que adelante tenía un cajón donde llevaba un termo de 15 litros con jugo o café. Y unos anaqueles pequeños que contenían frituras y cosas así. Para vender iba por las calles pedaleando con 50 kilos de peso desde las 4 de la mañana hasta las 4 de la tarde.

P: ¿Aquello te impulsó a cruzar el Charco?

R: No, estudié una licenciatura en Bellas Artes. Yo le llamo partes elásticas por que mi especialidad es la escultura. La carrera era durante 5 años desde las 3 de la tarde hasta las 10 de la noche. Me tomó 10 años. Allí mis profesores que estudiaron algunos en Alemania, Florencia, España y otros países, me dijeron que tenía que salir de Panamá, que allí ya no había futuro para mí. Como buen estudiante pensé en venir con la Agencia Española de Cooperación si lograba una beca, pero los de esa agencia me la negaron por que soy un hijo de vecina axial que me vine ilegal.

Aquí de arte no he podido hacer mucho, pero en asociaciones de inmigrantes y en Hongos, o en manifestaciones contra la ley de extranjería casi desde que llegué.

P: ¿Y cómo te has sentido cuando has podido legalizar la situación?

R: Bueno, ya antes no me sentía ilegal, también trabajaba ya sabes. Ahora quizás tengo algunos derechos más, pero me considero ciudadano.

P: Siempre fuiste y serás ciudadano, como dices. ¿Te alegras del esfuerzo supremo que estás haciendo?

R: Más que un esfuerzo o algo así es una actitud de vida hacia lo que hago y en lo que me comprometo, era así antes en Panamá y lo es aquí. No importa mucho donde esté siempre que haga algo por cambiar para mejor las cosas y no lo digo por demagogia. Me ha dado resultados y eso me hace creer en ello.

P: Guillermo, con qué esculturas retratarías al 15 M.

R: No sé. Definitivamente es un espíritu. La idea se me ha ocurrido en algún momento. Pero no he dado con algo muy sencillo aún.






Comentarios

Publicar un comentario

Os animo a que comentéis los artículos y que entre tod@s hagamos de este blog un lugar de encuentro y debate serio y participativo, siempre respetándonos. Propón temas sobre los que escribir.

Entradas populares