Juventud e inmigrantes en Europa


Entre los colectivos que forman parte del 15 M, la juventud y la comunidad inmigrante tienen mucho que decir y seguir aportando dadas las circunstancias europeas y globales. Desde la propia Agenda 2020 de la Unión Europea se les considera vitales para los retos y las necesidades que a los países europeos y al mundo se les presentan en las próximas décadas. Europa quiere potenciar un mercado laboral de calidad, con ratios de empleabilidad que alcancen el 75% de población ocupada para el año 2020. O que para entonces, al menos el 40% de sus estudiantes hayan alcanzado el grado de licenciatura universitaria. Y ambas variables, ambas realidades humanas, jóvenes e inmigrantes se mezclan, ya que buena parte del rejuvenecimiento presente y futuro de Europa viene de la mano de los hombres y mujeres que han llegado de Estados no europeos, y de sus descendientes ya nacidos en territorio de Europa. Son las familias que durante los últimos quince años han venido al Viejo Continente las que presentan las más altas cotas de natalidad, acabando con los niveles de estancamiento vegetativo en los que la mayoría de los 27 países habían caído durante ese periodo. Los niveles de crecimiento vegetativo de Europa sino llega a ser por el impulso revitalizante de esas familias, estarían en valores negativos.

Ahora bien, si Europa necesita de sus jóvenes y de sus nuevas familias llegadas de otras naciones o de otros continentes, es necesario que cumpla con las obligaciones y los mandatos que ella misma se ha dado a través de la Agenda 2020. Y para ello es imprescindible que cumpla aportando los recursos económicos, humanos, institucionales y tecnológicos, a los que se ha comprometido. Es el reverso del Pacto Europeo, la cara amable y humana de los cambios a los que se tiene que enfrentar la Unión Europea para garantizar y mejorar su Estado del Bienestar. Y ya va con un año de retraso su puesta en marcha. Entre las lacras a superar está el consumismo exacerbado. La formación, el I+D+i, o los programas de inclusión social, dejan ya de ser tratados como asuntos locales o nacionales para convertirse en temas europeos. Por tanto, la ciudadanía, las instituciones de la sociedad civil (a las que la Agenda 2020 también les reconoce un papel protagonista), han de tener presente dos cuestiones decisivas: una, es en el Parlamento Europeo donde se están cociendo los principales programas de actuación que repercuten en su vida diaria en todos los órdenes, desde la salud a la educación, pasando por el empleo, la protección de los consumidores, o el fomento de las energías renovables. La fuerza que tenga el Parlamento Europeo repercutirá en la incidencia que éste tenga sobre el Consejo de Europa formado por su Presidente, su Alta Representante y por los Jefes de Gobierno de todos los países de la UE. Por tanto, la soberanía nacional europea es un derecho de todos los hombres y de todas las mujeres que vivimos en su suelo, y que emana de nosotr@s.




Dos, l@s representantes locales, regionales y nacionales se ven obligad@s a cumplir con las medidas que desde el Parlamento Europeo se acuerden. Eso implica que no puede seguir ocurriendo algo que ha venido siendo habitual en los últimos años en muchas instituciones públicas y políticas de España y de otros países de su entorno. El desconocimiento y la falta de preparación mostrados por los concejales y técnicos que formaban parte de la administración paralela creada por los partidos políticos tras ganar los comicios electorales. Como consecuencia de esa ignorancia de sus competencias, entre las que estaban conocer los recursos y los cauces para poner en marcha programas que fomentaran la creación de empleo de calidad; de PYMES de I+D+i; o de nuevos programas de inclusión social para la tercera edad, l@s discapacitad@s o los inmigrantes, sean utilizados porque disponen de ellos. Y no se dejen de invertir esos recursos y todo un colectivo humano capacitado para desarrollarlo porque el concejal de turno o la técnica de su equipo político desconocían que los mismos existían, y a final de año cientos de millones de los fondos europeos se dejaban de destinar. Otra de las razones que impedían esa inversión era no tener el carnet político del partido gobernante ni de cualquier otro. Si no entrabas en su caciquil compra de votos, los proyectos pasaban a formar parte del baúl de los olvidos. Y mientras, programas sociales necesarios para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía no eran puestos en marcha por esa manera de proceder. La existencia de múltiples administraciones también viene repercutiendo negativamente en la puesta en marcha de esos programas, ya que las competencias se multiplican y con ello la tan improcedente y arcaica lacra burocrática.

Ahora, en este tiempo que entre tod@s estamos abriendo desde el pasado 15 M, la juventud y la comunidad inmigrante han de ser conscientes del papel decisivo que tienen en el futuro de Europa y del Mundo. Y, por tanto, si la UE quiere seguir creciendo se hace imprescindible que se cumplan los derechos y las oportunidades para ambos colectivos. Empleo de calidad quiere decir sueldos y cotizaciones sociales para tod@s, y tomemos como referencias los de l@s profesionales de Alemania. ¿Por qué no? Si se van a armonizar los déficits públicos, las políticas fiscales, los niveles de deuda pública, o si se tomó como modelo sanitario el español por su excelencia, también tenemos derecho a exigir contratos de trabajo, sueldos y cotizaciones de máxima calidad. Si entró en vigor la moneda única en 2001 y se ha llevado a cabo una política dura de control de la inflación, es obligatorio que se acaban con las especulaciones financieras, de terrenos públicos, de los recursos naturales y de las energías renovables. Ese mandato el Consejo de Europa se lo ha dado a sí mismo, es cuestión de que la ciudadanía se lo exijamos para que se cumpla en cualquier ciudad europea o del mundo, porque también Europa a través de su Alta Representante tiene la obligación de exigirlo a los Estados que los incumplen (verdad China…)

http://ec.europa.eu/spain/novedades/temas/index_es.htm


Comentarios

Entradas populares