Tiempo de meditación y silencio


Una serie de acontecimientos en estas últimas veinticuatro horas están produciendo que desde ciertos grupos de comunicación y de interés se pretenda lanzar una mirada prejuiciosa sobre el movimiento cívico 15 M - Democracia Real Ya. Esos hechos son, entre otros, la reforma laboral no consensuada; la manifestación pacífica de ayer ante la puerta principal del Congreso de los Diputados -finalizada con una ovación de reconocimiento y gratitud de las personas manifestantes hacia el comportamiento humano y profesional de las fuerzas de seguridad allí establecidas-; las acciones policiales contra los indignados en las Cortes Valencianas de hoy con heridos y arrestados; la preocupación del 84% de la población de España por el paro según estudio del CIS publicado hoy; y el inicio de los nuevos plenos de los ayuntamientos y autonomías que celebraron comicios el pasado 22 de mayo.

En la noche de ayer, el programa 59 Segundos de TVE daba cabida a un espacio para el debate sobre este hecho humano y sociológico. Se hizo con rigor y respetando los diferentes puntos de vista de las personas participantes. Como ya se ha comentado en alguna asamblea de barrio de este país, un principio y camino que el 15 M y DRY pretenden alcanzar es acabar con los abusos, las corruptelas y las injusticias que se están haciendo a nivel político, financiero, y desde ciertas empresas y sindicatos. Por tanto, obligar a respetar las leyes democráticas actuales y futuras, y que cada persona que ejerce una responsabilidad política, financiera, empresarial, sindical o cualquier otra, cumpla con sus obligaciones contraídas.

El gobierno de la nación va a aprobar una nueva normativa laboral sin el consenso de sindicatos y patronales -que anuncian medidas de presión para los próximos meses-, con varias paradojas por dilucidar. Por qué después de tanto tiempo negociando no han sido capaces de ponerse de acuerdo. Cuál es el sentido de la responsabilidad social, estatal, que tienen esos representantes sindicales y patronales. ¿Nada más les fue posible ponerse de acuerdo en tiempos de bonanza económica y social? Desde mediados de 2008, que la situación es de crisis, ¿dónde están su capacidad y actitud para alcanzar consensos en beneficio de la mayoría de la ciudadanía? Por cierto, señores y damas del Ejecutivo nacional, ¿para qué han servido sus tan aireados ademanes de que la negociación iba por buen camino en los últimos meses? Otro ejemplo más de negar la realidad como cuando se destapó la crisis internacional y nacional.

En estos momentos, en las fechas venideras, todas las personas que colaboramos y que vengan a colaborar con este movimiento humano y social del 15 M - DRY, hemos de reforzar las actitudes y los comportamientos que promuevan la tranquilidad, el silencio y la coherencia, para hacer oír los problemas de la ciudadanía; aportar propuestas, soluciones y caminos a recorrer, y hacer todo ello en beneficio de la ciudadanía y de la democracia.




Comentarios

  1. Buenas tardes, estoy de acuerdo contigo en cuanto a que debemos seguir avanzando con tranquilidad y de manera pacifica, no respondiendo a las provocaciones de los cantamañanas ni de los infiltrados policiales...

    Pero en cuanto al consenso, no entiendo bien lo que qieres decir, disculpa.
    En los ultimos 30 años, despues de los vergonzosos y vergonzantes pactos de la impunidad de la Moncloa, los pactos, acuerdos... se han sucedido uno tras otro, todos a espaldas de las y los trabajadores afectados por ellos. En cada uno de esos pactos ttras la eliminacion de la ley de relaciones laborales, hemos ido perdiendo derechos conquistados, poder adquisitivo, estabilidad en el trabajo, reduccion de las pensiones, ampliacion de la edad de jubilacion... y me parece entender que pides que lleguen a un consenso patrones y capataces, o si quieres instituciones sindicales del sistema...

    Estamos en la calle diciendo que no queremos ser mercancía en manos de políticos y banqueros... habría que añadir ni burócratas sindicales.

    Estamos diciendo democracia real ya, y a estos delincuentes que negocian a nuestras espaldas, que cumplen el mismo papel que los políticos en el terreno económico, ¿les dices que consensúen?
    Acabamos con un vertical y creamos 2.

    Cualquier acuerdo, con patronal o gobierno debe ser debatido y aprobado en las asambleas en los centros de trabajo, debemos recuperar el protagonismo en todos los aspectosde nuestra vida, no podemos dejarlo en manos de nadie.
    saludos fraternales

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Os animo a que comentéis los artículos y que entre tod@s hagamos de este blog un lugar de encuentro y debate serio y participativo, siempre respetándonos. Propón temas sobre los que escribir.

Entradas populares