Elogio del erotismo







Estaban allí sentados, cuatro mujeres y un hombre. La noche era agradable. Se dejaba notar agosto que se había llevado a parte de la ciudadanía a playas, sierras y campos. Eso permitía disfrutar de la conversación cercana y profunda, ajena a los ruidos. Alguien de los cinco decidió abrir el tarro de la sensualidad, de la reflexión en torno a los sentimientos y a las pasiones. El resto, cada un@, ponía su punto de vista en función de lo vivido, de sus circunstancias y de los deseos de su imaginación. Se hablaba con libertad, con respeto, y haciendo volar las ilusiones por las mentes y las almas de ell@s. Las sonrisas de complicidad, de provocación, de ironía, y de esa bella compañera que es la candidez conservada con dosis de picardía, crearon un universo de empatía y buen ambiente.
De haber sido una tertulia literaria, sus participantes se sentirían afortunados de darle vida. Y los conocedores de su existencia, tendrían ilusión por unirse a ella. Tal es así, que incluso un camarero y un par de camareras que atendían con profesionalidad a la gente, al llegar hasta aquella mesa con repóker, se detenían para escuchar el tono y el contenido del diálogo. Las feromonas danzaban alegre y juguetonamente por la brisa de la noche atrayendo los espíritus cercanos. Una larga y colorista falda bailaba queriendo interpretar una ranchera. Mientras unas bebían tinto de verano, dos de l@s contertuli@s saboreaban ron para entonar sus voces que a modo de dúo salían por los micrófonos de aquella improvisada emisora radiofónica. La pareja que interpretaba el papel de periodistas azuzaban con sus verbos la fragua del debate para que ése alcanzara nuevas cotas de sutileza y sensibilidad.
Cuando llegó la hora de que la sintonía de cierre del programa sonara, nadie quería irse de vuelta a solas. Las miradas, las palabras, los gestos, habían desbordado el propósito inicial y dejaba abierta la puerta a celebrar un nuevo encuentro. En menos de veinticuatro horas, la música resonaría de nuevo con vigor en las ondas, para que l@s tertulian@s saborearan nuevamente la importancia del erotismo en la vida diaria…

Comentarios

  1. Fantástico blog, enhorabuena. Preciosa entrada, me verás por aquí

    ResponderEliminar
  2. realmente fascinante amigo carmona.carlos madrid

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Os animo a que comentéis los artículos y que entre tod@s hagamos de este blog un lugar de encuentro y debate serio y participativo, siempre respetándonos. Propón temas sobre los que escribir.

Entradas populares