Belleza de las primeras lluvias




Comenzaron a caer ayer las primeras lluvias, fueron copiosas en las provincias del suroeste de España, llegando a caer más de sesenta litros en los embalses de las Sierras de Sevilla y Huelva. En nuestra niñez, aquellas solían sucederse en la última semana de agosto, acompañadas de fuertes tormentas, truenos y vientos. Recuerdo, como algún rayo y Eolo se unieron para dar cuenta de un alto y fornido olmo. Afortunadamente, ni las vallas de los chalets cercanos ni ninguna persona se vieron afectadas por la caída del hermoso árbol. Aquellas copiosas e insistentes gotas de agua anunciaban el final del verano y el comienzo cercano del otoño. La tierra se impregnaba de su vitalidad, los céspedes, las arizónicas y las flores se regaban aquellas jornadas sin necesidad de recurrir a los pozos ni a los periquitos.
Los bañadores que nos habían estado acompañando durante los dos meses daban paso a la ropa deportiva. Las madres nos avisaban de que tuviéramos cuidado con los charcos y el barro, y que no volviéramos como si fuéramos churros embadurnados por el delicioso chocolate arenoso. A veces era posible, otras no. En el segundo caso, niño o niña, junto a la ropa, iba directo al baño y aquella a la lavadora, después de un buen rapapolvo. Ahora cuando ha pasado el tiempo, la nostalgia nos lleva a saborear aquellos recuerdos del pasado con cariño, y animando a sobrinos y sobrinas a meterse en el charco aunque acaben recibiendo la recompensa de los vítores maternales. En el fondo, es un juego y, por tanto, puro divertimento. ¿Cómo podemos negarnos a disfrutar con las sonrisas y las travesuras de los más pequeños?
Mientras esperamos que estas iniciales lluvias continúen en otoño e invierno para evitar la sequía, rememoremos nuestra infancia con la alegría de saber que el pasado fue hermoso y el futuro un paraíso a conquistar…

Comentarios

  1. La lluvia de verano, limpiando los aires, las calles, los malos humores, energía para construir, en este presente, el futuro soñado.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Os animo a que comentéis los artículos y que entre tod@s hagamos de este blog un lugar de encuentro y debate serio y participativo, siempre respetándonos. Propón temas sobre los que escribir.

Entradas populares