Retos del movimiento 15 M



Vive este septiembre sus últimas horas y octubre nos va anunciando su llegada. Aquellas personas que disfrutaron de sus vacaciones en el tiempo estival, limpiaron parte de su ánimo y de sus preocupaciones durante ese periodo. Sin embargo, conforme se va retomando la dinámica diaria, nos encontramos con que la vida sigue siendo el envite a afrontar cada jornada. La gente tiene que seguir pagando su hipoteca; tiene que salir cada día para ganarse el sustento; ha de afrontar las situaciones que se le presentan en el trabajo. Aquellos que no tienen empleo, se levantan cada mañana con la intención de encontrarlo, con las subidas y bajadas de ánimo que causan ese proceso. Aquella ciudadanía que trabaja en la economía sumergida, viendo sensiblemente perjudicados sus derechos de cotización y salario, entre otros, tiene que hacer de tripas corazón para asumir su situación y a su vez salir de ese círculo peligroso hallando unas condiciones profesionales dignas. Los estudiantes regresan a las aulas, asumiendo que su formación es su obligación como ciudadanos. 

Observamos en muchos municipios de España y de otras partes del Mundo como las tomas de decisiones recortando programas sanitarios, educativos, de investigación, empresariales, no paran, como si fueran jardineros a los que se les ha dado la orden de podar todos los árboles del inmenso jardín. Aunque es evidente que hay ciudades o regiones en nuestro país, o en otros, que tienen puntos de partida socioeconómicos diferentes, comienzan a caerse viejos falsos mitos. Por ejemplo, vemos como en Cataluña la sanidad y los centros de atención a mayores sufren importantes problemas de liquidez. En Andalucía, esa gobernada por el PSOE desde 1978 y que presumía desde la poltrona gubernamental de ser imparable, se enfrenta a sus altísimos índices de paro y a ver como los servicios para la ciudadanía sufren graves podas. En Francia, esta semana, por vez primera en su historia, los representantes, los usuarios y los trabajadores de la enseñanza pública y privada se han unido para reivindicar sus derechos ante el gobierno de Sarkozy. El ejemplo que el sector educativo francés nos empieza a dar, nos ha de hacer reflexionar. Tomándolo como referencia, y teniendo presente nuestras circunstancias, hemos de ver lo importante de ese proceso de unión de los grupos. Lo trascendente, lo irrenunciable, es que cualquier niña, joven o adulto, pueda disponer de una educación para la vida, de una formación de calidad y permanente. Por supuesto, exigiéndole a ese ser humano un buen uso y disfrute de ese recurso. Después que cada cual opte por los diversos caminos que existen, lo público, lo concertado, lo privado. Es más, es raro que cualquier hijo de familia a lo largo de su vida, no haya combinado dos o incluso los tres. 

Ahora en este tiempo de preocupación y de lucha por la preservación de los derechos ciudadanos logrados por generaciones previas, a quienes toda mujer y todo hombre hemos de estarle agradecidos, es una época histórica para mantenerlos vigentes y para luchar hasta alcanzar nuevos derechos humanos de nueva generación. Y eso es tarea de todos. El camino es largo, lleno de complicaciones, pero más injusto, ingrato y problemático será si no nos vamos sumando a esa causa. Una causa que es tuya, que es mía, que es nuestra, porque todos necesitamos vivir dignamente. Por eso cada vez que te sumes a un compromiso con tu vecino, con tu compañero de trabajo, estarás fortaleciendo la casa común. Aprendamos a torear y a erradicar los anzuelos que desde ciertas poltronas políticas, empresariales, o sindicales, se lanzan de darles a unos unas condiciones, y a otros otras. Esa es la técnica del divide y vencerás que vienen utilizando desde hace siglos. Es momento de acabar con ellas y poner en su sitio a quienes la aplican.  


Comentarios

  1. For you, para mí, pour nous, para vocês... desafíos e ilusiones en marcha:
    http://www.youtube.com/watch?v=WW_EzR4yWws
    Saludos desde la resistencia

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Os animo a que comentéis los artículos y que entre tod@s hagamos de este blog un lugar de encuentro y debate serio y participativo, siempre respetándonos. Propón temas sobre los que escribir.

Entradas populares