Bautismo de Volver a amar (La catarsis)



El pasado 21 de octubre tenía lugar en el Teatro Virgen de los Reyes de Sevilla el bautismo de cara al público lector, a la ciudadanía, de la novela Volver a amar (La catarsis). Ofició como maestro de ceremonia el Catedrático de Literatura de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de Sevilla, el Dr. Manuel Ángel Vázquez Medel. Para el genial filólogo de origen onubense, especialista entre otros autores en Francisco Ayala, Juan Ramón Jiménez o Rafael Alberti, suponía una muestra más de sincero y profundo apoyo al fomento de la lectura. Vázquez Medel desde el día 16 al 18 de octubre había organizado el Congreso Internacional de Fomento de la lectura, que reunió a representantes de 37 universidades españolas, europeas y sudamericanas durante los citados días en el Rectorado de la Universidad de Sevilla. Figuras intelectuales como Carmen Caffarel, Román Gubern o José Antonio Marina, participaron en el evento.  

Para Vázquez Medel, unir su vocación, su nombre, al apoyo de los nuevos escritores es consustancial a toda su larga y fecunda trayectoria como investigador, escritor, editor, profesor y comunicador. Su palabra sentida y pensada, que cautivó a las más de sesenta personas que acudieron al teatro sevillano, representó el agua bautismal que acariciaron al autor, Manuel Carmona Rodríguez, su citada novela Volver a amar (La catarsis) y a Ediciones Atlantis. La editorial madrileña con sede en Aranjuez, estuvo representada a través de su editor José Domingo Álvarez.

Vázquez Medel y Álvarez coincidieron en señalar que Volver a amar (La catarsis) es una novela del siglo XXI y para la gente, los hombres y mujeres de nuestro siglo. Es un canto a la esperanza, a la ilusión, al compromiso de ver a hombres y mujeres como personas capaces de volverse a enamorar después de sufrir el naufragio, la desolación del desamor y de una ruptura. El personaje de Pablo mira a las mujeres, afirmó Vázquez Medel, como iguales. El respeto y la admiración hacia el otro género destacan a lo largo de toda la obra. Es una novela que se detiene en los detalles. En el que las escenas eróticas son tratadas y pinceladas con sutilidad, elegancia y sentimiento. A través de esa observación de lo cotidiano, el autor lanza un mensaje de compromiso y vitalidad para que todos aquellos que viven a diario el luto de una ruptura sentimental, se levanten y vuelvan a creer y apostar en un futuro por una nueva relación.

Volver a amar (La catarsis) está estructurada en siete capítulos, que como Vázquez Medel recordó es el número de la perfección. Una cifra que va unida al diez, y al tres más siete. Es una obra que desde lo local, Sevilla, se expande para convertirse en un fenómeno nacional, a través de Madrid, e irradiarse hasta lo global en Bamberg.

El editor, Álvarez, remató diciendo que le encantó el desenlace de la novela, después de haber estado viajando a través de las vivencias de Pablo y de sus compañeros y compañeras de viaje. Viendo a Pablo superar el desamor, se vuelve a creer en la opción del enamoramiento como proyecto de vida irrenunciable. 

El coloquio posterior con el público resultó intenso, entretenido y vibrante. Llegó un momento en que desde una de las personas asistentes se planteó la posibilidad de llevar al cine esta novela. Vázquez Medel haciendo una vez más de maestro de ceremonias, curtido en la experiencia de la buena literatura y de la vida, contestó y argumentó con un rotundoa esa vía audiovisual. 

Comentarios

Entradas populares