Fronteras, puntos de encuentro





Bella tu reflexión y la del maestro Sampedro, qué decir.
Sí, Pedro, llevamos tú, yo y determinadas personas en muchas partes del mundo viviendo desde hace siglos en las fronteras. Aprendiendo a mezclarnos, a convivir. En ellas como decía Julián Marías se produce la osmosis, los injertos, porque como él y su maestro y amigo Ortega vieron, las fronteras son puntos de encuentro para hombres y mujeres, para pueblos.
Y no pueden ser puntos de separación como otros las han entendido y aplicado. Hasta que esas fronteras que van desde uno mismo hacia su hermano, sus padres... hasta llegar a los seres humanos y pueblos más alejados en la distancia física, intelectual y emocional no se superen; los cambios decisivos seguirán yendo al paso del tran tran...
Al menos a ese tran tran va, y que no pare. Ojalá entre muchas minorías de personas en las fronteras demos nuevos pasos firmes y logremos dar un poquito más de ritmo.
¡Hace tanta falta que se sumen tantas nuevas personas!

Comentarios

Entradas populares