Nuevo capítulo del Quijote, versión siglo XXI



Un amigo de Miguel de Cervantes, Cide Hamete Benengeli, le hizo llegar unos pergaminos en forma de libro que contenían fragamentos valiosísimos de la historia del ingenioso hidalgo de La Mancha, aquel que desde que éramos niños y niñas, conocimos como Alonso Quijano o Don Quijote de La Mancha, según la circunstancia que encarnara. Tenía un gran amigo, su leal Sancho, un hombre bondadoso y trabajador que luchaba a diario por sacar a su familia adelante. 

De esa historia universal, ya tenemos constancia, o ¿no? Parece que han reaparecido descendientes de Don Miguel de Cervantes y de Cide Hamete Benengeli siglos después. En una librería de esas del libro antiguo, también llamadas libreros de viejos, hace unas horas nos hemos encontrado por sorpresa una nueva edición, una nueva aventura que anuncia y promete nuevos episodios. Queridos lectores, inteligentes lectoras, os dejamos con los primeros párrafos de esta historia que continúa:


En todas las ciudades de España, y contra los abusos que los sindicatos UGT y CCOO han perpetrado en estos 30 años de Democracia. 



Contra unos sindicatos que solo sirven de correa de transmisión de los objetivos de un partido político; contra quienes abandonan a los trabajadores cuando gobierna el PSOE y los utilizan en su beneficio cuando gobierna el PP; contra quienes han hecho de la figura del liberado una forma de vida; contra quienes viven como burgueses mientras hacen demagogia de obrero -como el secretario de UGT de Madrid, que cobra 180.000 e. de Bankia y 40.000 e. de Renfe, mientras llama todos los días a las barricadas-; contra quienes manejan 3000 millones de e. del presupuesto público para cursos de formación que solo generan trabajo a los amiguetes del sindicato;  contra quienes ganan dinero con cada ERE que deja a cientos de trabajadores en la calle; contra quienes, representando al 16% de los trabajadores, hablan y toman medidas ilegitimamente en nombre del 100% de ellos; contra quienes se niegan a vivir solo de las cuotas de sus afiliados; contra quienes se niegan a  aclaran sus cuentas e impiden que todos conozcamos el número de liberados sindicales que existen; contra quienes forman, alientan y justifican a piquetes que, en lugar de informar, coaccionan con violencia y destrozos de patrimonio a quienes piensan de forma distinta; contra quienes tratan de evitar que se legisle una  nueva ley de huelga -la actual es anterior a la Constitución- que garantice el derecho a la huelga en igual medida que el derecho al trabajo; contra quienes no salieron a la calle, o lo hicieron de forma acomplejada y cobarde, contra los recortes del anterior gobierno; contra quienes no han dicho ni  mientras 3.200.000 españoles perdían su empleo y mientras 350.000 pequeños empresarios cerraban el negocio de su familia o de su vida; contra ellos...

Y, sobre todo, contra quienes utilizan el dolor de las víctimas del 11M para alcanzar sus objetivos políticos, y cotra quienes ejerciendo un absoluto fascismo -o estás conmigo, o le pego fuego a tu negocio; o estás conmigo, o te impido con la fuerza que entres a trabajar; o estás conmigo, o atente a las consecuencias...- llaman fascista a todo aquel que se atreva a criticarlos.

Animamos al resto de sindicatos, a todos,  a que se unan a nosotros, incluidos a los trabajadores de CCOO y UGT que trabajan por sus compañeros mientras sufren una cúpula sindical aburguesada que los utiliza para garantizar su propio estatus de vida y para poner en riesgo su trabajo a cambio de un objetivo político; a todas las formaciones comprometidas con sus trabajadores; a aquellas  a las que no les preocupa la filiación política de sus trabajadores, sino, unicamente, sus derechos laborales; a aquellas que  llevan años soportando, como nosotros, la dictadura de las cúpulas sindicales de UGT y CCOO.

En próximas fechas anunciaremos el lugar y la hora de las concentraciones, en todas las ciudades de España. Hasta entonces, y si estás de acuerdo con esta manifestación, ayúdanos, por favor, a difundirla por las redes sociales.

Tenemos que salir a la calle para frenar esta abuso sindical. Todos juntos,  la gente de izquierdas y de derechas, debemos demostrar que somos una mayoría los que asumimos el reto de arreglar lo que ellos, con su connivencia, han estropeado; la calle es de todos, y  no solo de quienes consideran que cuando no gobierna su ideología, hay que quemarla...  

 El derecho a la huelga y a la manifestación no son derechos reservados solo a quienes viven del sistema sin trabajar; a quienes utilizan el sistema para medrar; y a quienes, cuando el sistema no les gusta, utilizan cualquier medio para reventarlo.

UGT y CCOO se han convertido en los pirómanos que tratan de impedir que los bomberos lleguen al fuego  del que ellos han sido colaboradores necesarios. 

Movilízate. Es hora de responder, pacificamente, a esta dictadura sindical.

Necesitamos voluntarios en todas las provincias de España para organizar y mantener el orden de la manifestación en cada una de ellas, además de para responder a los medios de comunicación.

Requisitos:
Serio y responsable
Pacífico y dialogante: 
Estar de acuerdo con este manifiesto.  



Comentarios

Entradas populares