España, cénit y sima de Europa


Ilustración del artista Manuel López Fuentes

Semana europea intensa la que empezó a las cero horas de hoy. Parece ser que la racionalidad europea, tan centro europea, tan norte europea, se siente emocionada con el estilo de vida español. Y para ser más certeros, podemos aseverar que siente pasión hacia la filosofía de vida hispanoamericana. Porque España y Portugal se completan y, por tanto, se potencian cuando se plenifican con sus países hermanos de América. Esa gran construcción principalmente de españoles y portugueses desde lo que es el suroeste norteamericano hasta Tierra del Fuego.

Semana europea con dragones financieros que quieren seguir asustando al caballero español y a la dama española. ¿Nos vamos a rajar ahora en mitad de la faena? No pega Sr. Presidente, por tanto, saque usted y su equipo su capote, su muleta y su capacidad de lidia, y ponga ya de una vez en su sitio al dragón del representante del Banco Central Europeo y a los nuevos descendientes de Francis Drake: las agencias de calificación, bastante descalificadas por cierto. Y no es que lo afirme un servidor, es que lo corroboran los procesos en los tribunales estadounidenses, la respuesta también social y judicial del pueblo islandés y el mundo del cine. Y algo más, bancos españoles y empresas españolas tienen capacidad de influencia y presión, sólidas cuentas en sus balances. Y, sobre todo, instituciones españolas públicas y privadas con profesionales solventes en cualquier disciplina. 

Sr. Presidente, esto por lo visto tiene mucho de nueva fábula. Y en las fábulas nada es verdad ni mentira, sino la perspectiva con la que cada realidad presente y futura se miran. Por tanto, con esa habilidad tan magistral que tienen los gallegos que fueron como trabajadores al Nuevo Mundo a finales del siglo XIX, y regresaron o se quedaron en más de uno y de dos casos como competentes emprendedores, marque de una vez y sin fisuras la visión española de Europa y del Mundo. El fin de semana pasado, los peones y los caballos bruselenses estuvieron revisando las cuentas y los procesos reformistas españoles. Y parece ser que no han salido descontentos cuando su no precisamente entusiasta diario ha aplaudido la toma de posición de las actuales regiones gobernadas por su partido. Ya sabemos que el citado periódico no es proclive a regalarle muchas flores a Usted y a su asociación política. Así que bien hará en seguir haciendo lo que hay que hacer, y no lo que sus grupos de intereses minoritarios ni otros ajenos quieran marcarles. Ya saben Ustedes que el gobierno solamente dura cuatro años, a pesar de las sucesivas elecciones ganadas o las que se pretenden ganar. Que en cierto cortijo del sur de Europa en el que antes gobernaban los colegas de otro hombre gallego, hace más de tres décadas gobiernan los votos de una partitocracia unicolor. Sepan unos y otros que incluso ni cuatro años duran las poltronas. Y que lo que hace siglos comenzó en tierras asturianas y cántabras, la reconquista de España, con otras circunstancias se ha empezado a revitalizar hace menos de un mes: la soberanía nacional pertenece al pueblo o ciudadanía. Porque ya somos conscientes lo mal que le vino a este país el contubernio político y mediático que practicaron el grupo televisivo de los partidos en abierto y la criatura conocida como bambi. Y los que usaron para sus intereses y abusos otros contubernios que les antecedieron. 

Semana europea, en cielo azul, con luz solar que hermosea los rayos solares y temperatura que es fría a primera hora de la mañana, y más agradable conforme avanza el día. Por eso, ahora que Sarkozy y Merkel comienzan a ver sus melenas en manos de sus conciudadanos, ponga Usted Sr. Presidente de una vez la Agenda Europea 2020 en marcha y no en el cajón del Vuelva usted mañana. La participación española en la citada agenda fue decisiva, sobre todo en las cuestiones de más trascendencia en la vida de la ciudadanía: salud, educación, formación, emprendizaje, investigación - desarrollo e innovación. 

Sr. Presidente y compañía, estén ustedes de una vez a la altura de los equipos españoles, de los deportistas españoles, de los intelectuales y artistas españoles. Dos se juegan su pase a la final de la Liga de Campeones. Tres se juegan el regalo de la final de la Liga Europea. Con lo cual si unos y otros, dos en cada competición, logran hacer línea, habrá bingo de España en agosto en el Casino de Mónaco. Y seguramente para entonces, el equipo de Alonso con la ayuda santanderina e italiana, ya tendrá su bólido campeonando. Y nuestros chicos de las motos seguirán haciendo las delicias del universo motero. Mientras hombres y mujeres de otros deportes y disciplinas siguen haciendo que el español sea lengua universal, ya que mientras no haya nuevo Nobel de Literatura, será hispano el que le guiñe el ojo a su maestro Borges. 


Para terminar, damas y caballeros, homenajeemos al croupier de Casablanca y, por favor, hagan juego, sabiendo que por sus actos y no actos les conoceremos al Sr. Presidente y  a su cuadrilla, incluido la guinda del Apoderado. ¿Serán espontáneos, aprendices, novilleros, toreros, o maestros de leyenda? 

Comentarios

Entradas populares