Días con interrogantes




Se avecinan días importantes en las tomas de decisiones a escala económica y política con profundas consecuencias para las sociedades de Europa y del Mundo. Parece que los acontecimientos se precipitan o, mejor dicho, los precipitan quienes toman esas decisiones. Se andaba especulando en las últimas semanas acerca de la financiación extra que necesitan determinadas instituciones bancarias de España (Bankia, NovaCaixaGalicia, Cataluña Caixa), y de otros países, por ejemplo el alemán Commerzbank. Algunos analistas económicos barruntaban que esa financiación extra iba a llegar tras la celebración de las elecciones griegas y, sin embargo, lo vamos a ver a lo largo de estos próximos tres días, puede producirse antes. Esta serie de circunstancias nos obligan a preguntarnos ¿por qué puede producirse ese adelantamiento de los hechos? ¿Qué consecuencias positivas puede tener ello? De haberlas, ¿para quiénes serán?
A lo largo de este fin de semana a punto de iniciarse, una serie de hechos de repercusión mediática y social se van a producir de manera simultánea: la celebración de las finales de Roland Garros, o el inicio de la Eurocopa, entre otros. Nuevamente, una vez más, en los últimos años, una decisión de enorme calado financiero, político, empresarial y social, se puede tomar coincidiendo con acontecimientos deportivos y las actividades de ocio del fin de semana. Y esto último si que no es casualidad, y sí causalidad. Ahora bien, como anunciaba ayer Javier Marías en su artículo, coincidimos con él en que el opio deportivo para las ciudadanías en este caso es más una terapia necesaria que ellas aceptan, con la particularidad de que la gente es consciente de lo que está pasando. Y, por tanto, los diferentes pueblos de Europa, ojalá también otros del Mundo, han salido de la oscuridad de la caverna y están ojo avizor para evitar nuevos engaños y nuevas corruptelas.
Resulta curioso el hecho financiero español porque buena parte del desaguisado provocado ha sido causado mayoritariamente por las Cajas de Ahorro. Evidentemente no todas, pero sí la mayoría de ellas entraron al trapo de la especulación urbanística y financiera, y dejaron de lado el fomento de la economía real, precisamente uno de los objetivos fundacionales de las mismas. Ya en otros artículos anteriores de este blog en los últimos dos años, avisamos de esta realidad, en el que cargos políticos y sindicales participantes en los consejos de administración de las citadas cajas de ahorro han cometido auténticos fraudes y negligencias, que esperemos algún día sean analizadas y juzgadas por las instituciones competentes con el único propósito de depurar responsabilidades, restituir el crédito social a las citadas instituciones, reparar los daños causados y que las actividades sociales y económicas de las nuevas entidades resultantes se puedan desarrollar con coherencia, honestidad y profesionalidad.
Resulta llamativo que dentro de la labor de auditoría que se está realizando de determinadas entidades bancarias españolas, intervengan lo que se denominan auditorías independientes. Ya se ha demostrado desde el inicio de la crisis financiera y socioeconómica que varias de esas auditorías independientes, tipo Moody, Fitch y Standard & Pool, han tenido una dolosa actuación en la creación de esta mentira financiera. Por cierto, todas estadounidenses y que esperemos –y no sea eternamente esperar- también rindan cuentas judiciales cuando así lo dictaminen los tribunales competentes. Resulta llamativo también que sean además esas tres agencias de calificación las que lleven varios años poniendo en solfa a las economías y finanzas europeas. ¿Qué otras intenciones hay detrás de esas actuaciones?
Sin riesgo a equivocarnos, podemos enunciar los intereses monetarios entre la Europa del euro y la América del dólar; la competencia en sectores estratégicos como el aeroespacial entre Airbus y Boeing; o la intervención de las empresas europeas y norteamericanas en el desarrollo de las economías emergentes. Por cierto que, a principios de esta semana, Andrés Ortega nos advertía del frenazo global que se está produciendo en la economía mundial, dado que las citadas economías emergentes ya no crecen a los ritmos de los últimos años o esperados.
La Unión Europea va a hacer dos años en los próximos días que se comprometió a través de la Comisión Europea, del Consejo de Europa, del Parlamento Europeo y de sus 27 Estados miembros –el año que viene 28 con la incorporación de Croacia- a dotarse de su propia agencia de riesgo y calificación. Consúltense las páginas 4 y 5 de este dossier del Parlamento Europeo de hace uno año y podréis corroborar este aserto. Por tanto, igual que se insiste en corregir los déficits públicos abusivos y las deudas públicas desproporcionadas, póngase en marcha instituciones solventes, competentes y transparentes que impidan estafas financieras y sociales como las vividas en las últimas dos o tres décadas, y póngase a revitalizar la economía real para las personas. Y esto lleva tiempo, nos lo avisa un experto economista e inspector en excedencia del Banco de España, el Sr. Manso Olivar.
Bueno, y mientras esas y otras interrogaciones se van despejando o no, no os olvidéis de pensar y actuar por ti mismo, de debatir con tu gente, de estar atento a las tomas de decisiones de los tunantes habituales o de los que estén por descubrirse, y de disfrutar de la vida. A esto último nunca renuncies ni tú ni los tuyos. Y tomemos como buen ejemplo al paisano Manolo Preciado que ayer se nos fue a jugar al campo de la otra vida.


Comentarios

Entradas populares