¡Gracias a ti, a vosotros, a los 100000 lectores!




    En un momento del día de hoy, este jueves de la primera semana de septiembre, este blog, el Rick´s Café, ha superado los 100 000 lectores y visitantes. En las últimas jornadas, al consultar el interfax del Rick´s Café, observaba que este hecho se produciría alguno de estos días. Y hace apenas unos minutos, he podido cotejar que ese acontecimiento se había producido. Marcaba el marcador 100008 visitantes cuando el jueves está a poco más de una hora de dar el paso al viernes nueve. En pleno proceso de transición de un día a otro, se ha desencadenado esa realidad nacida de la mano de este doble invento que son la Red de Redes y el blog; la generosidad de las mujeres y hombres que leen el Rick´s Café desde que lo inauguramos cuando julio era casi agosto de 2010; y la vocación de este escritor y periodista.
        Han sido muchos artículos, entrevistas, reseñas de libros y acontecimientos o reportajes que he escrito desde que subí un fragmento del borrador de mi novela Volver a amar (la catarsis). Por entonces era solamente eso, un proyecto novelesco que estaba en su fase de manuscrito. Nació el blog para ver las reacciones de los lectores a aquel borrador y para dar un impulso a mi labor periodística y ensayística. Cada vez que tú, o cualquiera de vosotros, os habéis sumado al blog a través de su lectura directa, o bien a través de las redes sociales (Facebook, Twitter, Linkedin, …), uno ha sentido un impulso de aliento y vitalidad.
        No ha sido ni es fácil. Y con motivos me dirás, me diréis, que nada o casi nada lo es en la vida. En esto que es vivir y que todos nosotros intentamos hacer a diario. Nació su título, como sabéis la mayoría, en homenaje a la película Casablanca y al personaje de Bogart, Rick. El Rick´s Cafe era el nombre de su cabaret. Un café que simbolizaba el estado real del mundo en aquel momento de la historia, en plena Segunda Guerra Mundial y que, sin embargo, por la labor de Rick y del resto de hombres y mujeres que dieron el paso al frente, motivaron el cambio radical que se produjo en el desenlace de aquella locura colectiva.
        Hoy en día, como hemos mostrado e intentaremos seguir haciendo en próximos escritos, siguiendo a los clásicos, a las personas cuyas obras y vidas merecen la pena cogerlos como ejemplos, estamos ante otro de esos momentos decisivos de la vida de la persona y de los pueblos. Algo que como hemos cotejado a través de los artículos y de las conversaciones con vosotros lectores, es una constante en la vida de los seres humanos y de los países. Por tanto, es evidente que estamos ante una circunstancia que tuvieron que torear nuestros padres o nuestras abuelas, por citar las generaciones más próximas a las nuestras y a las que vienen tras las nuestras.
        El mundo de los blogs tiene similitudes y diferencias con el de los formatos periodísticos y humanísticos –en cualquiera de las vertientes o materias de estos últimos–. El mundo de los medios de comunicación ha evolucionado a lo largo de la historia y, por ejemplo, a finales del siglo dieciocho o principios del diecinueve, era normal que una sola persona publicase un periódico y que las horas de difusión y venta variase en función de las circunstancias que habían rodeado a la labor de edición que había tenido que superar ese periodista. Esa realidad también se produce hoy en día con la escritura en los blogs y, por tanto, su periodicidad varía dentro de una cierta constancia o normalidad de publicación y edición de su contenido.
Como todo quehacer humano requiere de sus periodos de descanso, porque para intentar hacer algo que realmente merezca la pena, quien mantiene un blog requiere, por un lado, descansar. Y, por otro, desarrollar y mantener una calidad en los contenidos que quiere ofrecer. Y esto si se tiene un sentido de la coherencia, de la responsabilidad y del decoro, implica esfuerzos importantes. Por eso que en más de una ocasión os pida vuestra participación para conocer las inquietudes importantes que os afectan y también influyen a una porción significativa de la ciudadanía. Lo que en términos de Ortega y de la Escuela de Madrid denominaríamos como un tema de nuestro tiempo.
Es evidente que este blog es una realidad del siglo XXI porque es el que estamos viviendo. Al que tú, nosotros, pertenecemos. Cuando algún día algún estudioso o equipo de investigadores se acerque a indagar acerca de esta realización humana que son los blogs, habrá de tener presente que son un quehacer propio nacido en el siglo XXI. Y, como la precisión y la rigurosidad son tan importantes en cualquier faceta humana, los blogs no son nada modernos. Por cuanto la Modernidad se produjo entre finales del siglo XIV a raíz de hechos significativos como la invención de la imprenta y el descubrimiento de América, entre otros, y el desencadenamiento de las revoluciones americana y francesa a finales del siglo XVIII.
Los blogs son, por tanto, una razón vital de expresión a través de Internet del siglo vigente. Recordaba Marías en sus cursos sobre asuntos históricos que la correspondencia entre las personas, sobre todo entre intelectuales, científicos y artistas, fue un recurso decisivo para relacionarse entre ellos. Y también para estar al tanto de lo que ocurría en sus países y en otros Estados, por tanto, en buena parte del Mundo, en la época que les tocó vivir. Siguiendo su análisis y poniéndolo a la altura de nuestro tiempo, podemos afirmar que los blogs son una nueva manera de tender esos puentes de comunicación para contrastar las realidades y posibilidades de hoy en día.
Los blogs permiten por su presencia en Internet, como gran base de datos, que tú o vosotros los consultéis cualquier día. En este sentido tienen incorporada otra realidad: la del añadido de las hemerotecas o archivos. Se puede leer un contenido incluido en los blogs y escrito días, semanas, meses e incluso años anteriores. Ese detalle si se analiza con detenimiento, mirando en la superficie y también en la profundidad, nos aporta qué contenido es realmente valioso y, por consiguiente, clásico. Pasado el tiempo de su escritura, sin embargo, ese texto al leerlo y meditarlo sigue latiendo en nuestra mente, en nuestro alma. Nos está latiendo en nuestras manos y en nuestras emociones. Nos sirve para nuestra vida cotidiana.
        Y ahora para ir acabando, daros las gracias por estar ahí acompañando y alentando al Rick´s Café. Qué disfrutes, qué disfrutéis, del fin de semana que está llegando. 

    

Comentarios

  1. No conocía este blog y al teclear buscando Ginomaccanti encontré la entrevista. Me sorprendió enormemente la calidad de las preguntas y la profundidad de la "mirada" sobre la obra de un creador. !Enhorabuena !Aunque entro poco - por falta de tiempo- seguiré tu blog por su calidad en todos los aspectosy gracias por dejarnos compartirlo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Os animo a que comentéis los artículos y que entre tod@s hagamos de este blog un lugar de encuentro y debate serio y participativo, siempre respetándonos. Propón temas sobre los que escribir.

Entradas populares