Primera página de Volver a amar (la catarsis)



Cualquier día del año es bueno para leer un libro. Regalarlo implica complicidad con aquella persona a quien se le brinda. Ahora que se acerca un tiempo de seguir fomentando el compartir con el otro, acuérdate de esa persona con la que quieres generar una complicidad especial y regálale Volver a amar (la catarsis) Ediciones Atlantis. Aquí os dejo su arranque, su primera página:
Pablo estaba llegando a la ciudad a medianoche tras su estancia de fin de semana en la playa. La música sonaba en el interior del coche, mientras repartía su concentración entre la conducción, la letra de la canción y su melancolía sentimental. Al llegar a la altura del Puente del Quinto Centenario, pudo divisar una panorámica de la urbe. La noche estaba teñida por un haz de colores a caballo entre el azul, el violeta y el negro. Las estrellas relucían en aquel panorama pictórico. Miró, un instante, un astro, buscando en él su luz interior apagada. Sintió que en sus labios se le había ido formando una pasta amarilla salivosa fruto del estado de ansiedad, desolación y dolor que estaba viviendo. La piel de su rostro estaba seca y tirante. Su pelo había perdido el brío de otro tiempo. Durante el viaje, había ido sintiendo cómo esa tristeza interna había ido aflorando al exterior a través de sus pensamientos y de sus sensaciones. Un estremecimiento frío recorrió su figura en varias ocasiones, produciéndole latigazos corporales desde las caderas hasta el cuello. Notó cómo las piernas le temblaron en un par de ocasiones, lo que le hizo ponerse en alerta al estar conduciendo...
Manuel Carmona, Volver a amar (la catarsis), Cap. 1

Comentarios

Entradas populares