¿Qué os parece?



Las iniciativas legislativas populares (ILP) están reconocidas dentro de la Constitución Española para ciertos temas. Es más, dentro del Tratado de Lisboa y de la ya reiterada Agenda 2020, se pretende dar un impulso a aquellas. El motivo original fomentar que el debate y las tomas de decisión vayan desde abajo a arriba, promoviéndose la cultura cívica democrática entre cada persona. Supone que cualquiera de los hombres y de las mujeres de este país o de otro de nuestro entorno europeo tome conciencia de su actividad y responsabilidad como ciudadano y, por tanto, de su capacidad de participar en los asuntos comunes, cívicos y políticos.
Crear esa actitud y ese comportamiento lleva tiempo y esfuerzo, es tarea personal, intergeneracional y colectiva. Hay personas y colectivos ciudadanos que tienen más desarrollada por su concienciación previa y su propia experiencia esta valiosa vía de las ILP. Como en todo, hay todavía mucha gente y muchas instituciones públicas y privadas que no han participado o no lo hacen con asiduidad cuando surge una propuesta por este sendero.
Como os decía y posiblemente muchos de los que leáis esto sois conscientes, lleva tiempo porque supone recabar firmas de apoyo a la propuesta y se tienen que dar una serie de condiciones de los ciudadanos participantes. Previamente, está esa labor de debate para formularla y alcanzar un acuerdo sobre el tema a presentar.
El compañero y amigo Rúas me ha llegado con esta resolución –que puedes ver en la imagen que encabeza este artículo– del Congreso de los Diputados adoptada el pasado verano acerca de acabar con las prebendas y los privilegios en forma de derechos adquiridos que cualquier diputado o senador del Parlamento español tiene una vez abandone su cargo. Se puede extrapolar esa situación a los parlamentos autonómicos. No solamente ocurre en España.
Para que veamos algunas de las consecuencias que esto está teniendo en nuestra vida cotidiana, hay ya un número importante de artículos publicados en este blog, y que cualquiera de vosotros puede consultar o recordar. Pero hoy vamos a traer a colación este otro recién publicado por Andrés Ortega. Y para acabar, una vez lo hayas leído, lo hayáis leído, y te hayas formado tu punto de vista, vuestra perspectiva, voy a lanzaros las mismas palabras con las que comencé esta meditación ¿qué os parece?  

Comentarios

  1. Manuel, qué nos va a parecer. Pues que en algunas materias hay un Tercer Estado vetado para salvaguardar ciertos privilegios.

    ResponderEliminar
  2. Hola Rafael, creo sinceramente, a riesgo de equivocarme, que mientras eso no cambie y se acaben esos privilegios y lo que ello encierra detrás, será casi imposible seguir conviviendo con una lontananza de ilusiones y recursos cotidianos básicos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Cada vez que votamos, en el noventa por ciento de los casos estamos votando escoria, basura, depredadores que sólo aspiran a una pensión vitalicia.

    ResponderEliminar
  4. Hay que acabar con esa visión egoísta y corrupta de la vida política. Comenta un amigo que la Política está en la calle en este tiempo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Os animo a que comentéis los artículos y que entre tod@s hagamos de este blog un lugar de encuentro y debate serio y participativo, siempre respetándonos. Propón temas sobre los que escribir.

Entradas populares