Salvador Pliego: “La pareja es compartir, ofrecer y recibir”



Comienza esta semana el Rick´s Café publicando la segunda parte de la entrevista al poeta mexicano Salvador Pliego, afincado en Estados Unidos. Dada la diversidad temática de su poemario Evocación de pájaros, opté por dedicar este segundo encuentro hacia la parte del mismo dedicada al amor, a la relación de pareja, al deseo entre los amantes.
Como todos los poetas clásicos que han cantado a la mujer, ve en ella a su musa que le evoca, le estimula y le libera su verso para concretarlo a través de sus poemas. Ella con sus abrazos le alegra sus amaneceres, que horas más tarde retratará con su sensibilidad y mirada poética.  
Pregunta: ¿Por qué tiene la mujer una esencia de Universo?
En mi obra, en mi forma de pensar, la mujer se vuelve centro universal… Así la percibo y concibo. No le doy otro papel
¿Qué Big Bang produce en el hombre?
El de la exaltación y emoción.  El de ser parte de esa universalidad que es la mujer.
Pasión, deseo, compañera, retratan a la figura femenina. Cómo se conoce y se van logrando acuerdos con ella para hacer realidad una relación de pareja ilusionante y equilibrada.
Creo que ese es un problema de dos. Cuando una de las partes rompe el equilibro, es difícil sostener la relación. La pareja es un compartir, ofrecer y recibir. El amor requiere dos partes para entregarse.
Las aves en la relación amorosa, ¿por qué simbolizan la libertad compartida de cada uno y de la propia relación en pareja?
El vuelo, la libertad, la plenitud, el adueñarse del espacio y las alturas: creo que ese es el símbolo de la pasión y el amor. Sin embargo, en mi papel de hombre, lo referiría más a la belleza de la mujer.
¿Cómo son tus diálogos con las aves?
Poéticamente… excepcionales. Son parte de mi forma de escribir.
Cómo es el canto del amante a la amada, y viceversa.
El canto es algo dulce, romántico, pasional. No lo puedo ver de otra forma.  Cambiante y novedoso…
Cómo siente el amante que su amada está lista para amarle.
En el lenguaje común se dirá que el corazón se llena de estrellas y bondades. Diré que es el momento en que uno se entrega más al ser amado.
Por qué la amada simboliza la libertad frente a la tiranía.
No es que el ser amado sea la libertad. Es que el ser amado libera a uno mismo, y uno es el que se siente libre.
¿Qué tienen las mañanas que es una buena hora para los amantes?
El despertarse en brazos del amor es algo que ilumina de por si el día. Es la mejor manera de comenzar lo cotidiano y expresarlo con dulzura.

Comentarios

Entradas populares