Homenajeando a un clásico




Anduvo unos metros al norte de la terraza y allí vio la piscina del Hotel Doña María. En poco menos de una hora, se reencontraría con su amiga Gloria. Desde esa panorámica podía ver todo el entramado de callejuelas que se van cortando unas con otras, formando ese avispero urbano del casco histórico de la ciudad. Las Sevillas romana, árabe, judía y cristiana, estaban urbanísticamente ante sus ojos. Pensó entonces en el personaje de Don Juan Tenorio: “¡Qué ingenio tuvo Zorrilla para recrear la historia del célebre amante en aquel barrio!”.
El escritor vallisoletano debió de recorrer en innumerables ocasiones el Barrio de Santa Cruz para conocer los detalles que le permitieron montar la trama de la obra en aquel escenario con la maestría con la que lo hizo. Conocía las peculiaridades de cada lugar, su labor de documentación era extraordinaria. Luego, su sapiencia, su sensibilidad, habían hecho posible dar consistencia a la trama y acompañarla de todos los matices emotivos que la habían convertido en un clásico universal. Zorrilla había tomado un tema que había tenido varios siglos de recorrido y, sin embargo, fue capaz de darle un toque personal que atrajo a la gente de su tiempo y a la de los posteriores. Y era curioso aquel fenómeno porque, en él, como en otros acontecimientos de la historia de Sevilla, Andalucía y España, se encerraban algunas de sus caras y de sus cruces. El excesivo mirar al pasado para celebrarlo en unos casos, o para denostarlo en otros, había alentado la visión de las dos Españas, de sus grandezas y de sus miserias. Eso provocaba un aletargamiento ante los vaivenes que la vida y la historia dan. Generaba una concatenación de posturas visceralmente opuestas, que dificultaban que emergieran otras posiciones. Suponían un dique a los proyectos imprescindibles, a la capacidad de conjugar lo valioso de lo antiguo con la necesidad de lo nuevo.
Manuel Carmona Rodríguez: Volver a amar (la catarsis).  




Comentarios

Publicar un comentario

Os animo a que comentéis los artículos y que entre tod@s hagamos de este blog un lugar de encuentro y debate serio y participativo, siempre respetándonos. Propón temas sobre los que escribir.

Entradas populares