Un sencillo homenaje


Una bicicleta blanca, como símbolo de los ciclistas fantasmas para aquellos conductores que no les tienen en cuenta cuando circulan, está colgada de un árbol frente al Arco de la Macarena (Sevilla), en recuerdo del ciclista Sergio Lozano. Éste joven hombre, de 25 años, perdió su vida cuando regresaba una noche a su casa siendo arrollado por un conductor ebrio. A diario, miles de personas al pasar por aquel sentido recuerdo miran entre sorprendidas y sobrecogidas, y leen con emoción la leyenda que recuerda a Sergio y a otros escrita sobre una tablilla de madera.

Comentarios

  1. Se acerca el buen tiempo, pido a todos los conductores un poco de solidaridad con los ciclistas, ellos van desprovistos de toda protección, puede que al que atropelles no lo conozcas, puede que el que atropelle a algún familiar tuyo, tampoco lo conozca, respeto en la carretera, por favor.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu humano comentario Felipe, un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Os animo a que comentéis los artículos y que entre tod@s hagamos de este blog un lugar de encuentro y debate serio y participativo, siempre respetándonos. Propón temas sobre los que escribir.

Entradas populares