No escribir

Hay días, semanas, en las que el oficio vocacional de escribir resulta más complicado de lo que ya es de por sí. Todas las profesiones, aún viviéndose con vocación, son difíciles, exigen esfuerzo, responsabilidad, ilusión, constancia, superar los avatares de la vida y sus circunstancias. Escucho a otras personas hablar sobre sus existencias y el mundo en el que vivimos, el más cercano y también otros más lejanos, pero en nuestro tiempo interconectados. Ya nos lo avisó Ortega desde los años veinte del siglo pasado y lo reiteró a lo largo del resto de su obra.
La primavera presente avanza hacia el verano, y el cansancio emocional y espiritual lo sienten en sus adentros, en sus biografías. Resulta llamativo que alguien que ha retomado hace poco su querida ocupación laboral sienta cierta fatiga. ¿A qué se puede deber esa falta de fuerzas? se pregunta el amigo Rúas.
Las hipótesis vienen y van, se requiere una investigación seria, lúcida y coherente. ¿Es posible hacerla en este país o en otros al margen del sistema implantado? Tal vez, sea debida a que está tomando el pulso al ritmo laboral. Tal vez, sea debida a que no encuentra la suficiente ilusión en aquello que hace. Tal vez, sea debida a que la auténtica vocación intelectual y profesional es otra. Para no seguir lanzando suposiciones, dejemos espacio y tiempo para indagar.
Pongámonos alegres y positivos, aunque sea por el mero hecho de ser primavera y que el estío nos saluda a la vuelta de la esquina. Un paseo por una alameda con árboles frondosos y bien cuidados. Caminar por la arena recordando a Sorolla. O transitar por una vigorosa y espléndida ruta verde en la Sierra. Si lo hacemos en buena compañía cualquiera de esas u otras ocupaciones, no es que estemos contentos y con un espíritu afirmativo, es que podemos transitar hacia el ser de cada uno de los caminantes. ¿Te animas a intentarlo?

Comentarios

Publicar un comentario

Os animo a que comentéis los artículos y que entre tod@s hagamos de este blog un lugar de encuentro y debate serio y participativo, siempre respetándonos. Propón temas sobre los que escribir.

Entradas populares