Vivir el amor en Bamberg


Carla, Frank y Pablo se detuvieron en el puente de piedra que separaba el Barrio Alto del Barrio de los Pescadores. Allí, como otros caminantes, contemplaron el curso del Regnitz. Aquel paisaje kilométrico de aguas que se presentaba ante sus ojos con vegetación frondosa de arbustos y plantas, les ofrecía su vitalidad. Sentir tanta naturaleza y agua a sus pies, les aportaba energía y les regalaba paz interior. Cuando atravesaron la pasarela, pudieron divisar en toda su magnitud la belleza colorista romántica del Barrio de los Pescadores. Sus casas de dos plantas con sus buhardillas con tejas formaban un mosaico para inspirar cualquier historia que contar a un coro de niñas y niños. En las ventanas y en los balcones, los macetones de flores aportaban colorido y alegría. Los tonos rojos, amarillos, anaranjados, violetas, creaban todo un espectro de matices que se ofrecían a la vista de quien quisiera quedar atrapado por aquellos. Las terrazas de las viviendas, que hacían también función de embarcaderos, con las barcazas y alguna góndola atracadas en ellas azuzaron la imaginación de Pablo. Durante unos minutos, trasladó su fantasía hasta una imaginaria Noche Italiana. Se vio cursando el río Regnitz en una góndola acompañado de una mujer. Podía ser aquel un hermoso enclave en el que sorprenderla. Navegando al ritmo que las aguas y el gondolero fueran marcando, con velas encendidas a lo largo del curso fluvial, sería revivir la Verona de Romeo y Julieta del siglo catorce en la Bamberg del siglo veintiuno, con el embrujo de esta ciudad encantada alemana desconocida para muchos. Si París, Brujas o Venecia habían atraído a millones de curiosos a lo largo de la historia y se habían convertido en rutas del amor, Bamberg contenía en sí misma todas las esencias necesarias para impresionar a una dama capaz de descubrir y compartir los misterios de la sensibilidad amorosa.
Manuel Carmona: Volver a amar (la catarsis)

Comentarios

Publicar un comentario

Os animo a que comentéis los artículos y que entre tod@s hagamos de este blog un lugar de encuentro y debate serio y participativo, siempre respetándonos. Propón temas sobre los que escribir.

Entradas populares