Música y poesía en el aire


Anunciaban las predicciones meteorológicas calor a partir del jueves 4 de julio, sin embargo, los grados de emoción lo pusieron las voces, los acordes y silencios del grupo musical de Santiago Vélez y la poeta Ana Isabel Alvea dentro del programa cultural Entretejas en la azotea del bello Hotel Alcoba del Rey. Uno de esos hospedajes hoteleros sevillanos lleno de historias de otros siglos, cuyas vistas seducen a cualquier alma sensible. Más aún cuando el calor deja paso a una suave brisa y entonces todo es posible para los espíritus creativos.
Vélez y su banda llegaron a Sevilla y España hace años cuando los ecos de la burbuja inmobiliaria, el turismo, la atención a los abuelos, o el trabajo doméstico, entre otros, parecían un Dorado laboral. ¿Qué no estarían viviendo en sus países de origen para pensar o sentir ese eco de idealismo?
La realidad de las historias de vida ha demostrado que no lo era. Sin embargo, ellos como los otros seis millones de personas llegados de allí y allá, de cualquier continente, no se han rendido. Han continuado sus trayectos, se han asentado compatibilizando sus trabajos y estudios cotidianos con sus auténticas vocaciones: el arte hecho música. No es fácil, nunca lo fue, pero ellos no desisten porque conciben la vida a partir de sus composiciones, sus letras y ritmos. Han bebido de los maestros clásicos del bolero, los cantautores, la cumbia o la bachata, de ahí los homenajes tributados a Víctor Jara o a José Fernández Díaz. En ellos dejaron también muestra de su visión política, como en algún momento en que mostraron de viva voz su desacuerdo con los excesos injustos de la política económica al dictado de Bruselas. Unos burócratas los bruselenses, como le comentaba al día siguiente al amigo Rúas, que no pudo acompañarme a este evento, que se han olvidado de toda la acción de inclusión social que implicaban tanto el Tratado de Lisboa como la Agenda 2020. Las respuestas y los diques llegan desde cualquier punto del planeta a esas incompetencias y corruptelas, desde una manifestación a pie de calle hasta una azotea cultural pasando por las redes sociales.
Si quieren disfrutar del grupo de Vélez y de otros, podréis encontrarlos en el Rincón del Búho, un bar café que combina el mate, el café o comidas del otro lado del Atlántico con espectáculos. Toca ahora a esa diversidad de personas y grupos llegados de allá aprender a coordinar la gestión para que su viabilidad se asiente respetando los matices diferentes.
Y esos detalles diversos también llegaron aquella noche del 4 de junio de la mano de la poeta Ana Isabel Alvea y su libro Hallarme yo en el mundo (Ediciones en Huida)a quien como sabéis entrevistaba hace poco en el Rick´s y reseñaba aquella obra-. Fue ella creciendo en su recital conforme fue avanzando. La intimidad de los poemas que leyó en la primera parte le hizo mantenerse un poco oculta para el público. Se le notaba nerviosa, algo normal dado la importante carga vital que esos redondos poemas llevan implícita. Y cuando se liberó de esa hipercarga emocional, volaron su palabra, su mirada y sus ritmos líricos para conectar con el público asistente.
Una audiencia que disfrutó de una noche cálida, serena y vibrante a los ecos de canciones y composiciones del cuarteto de Vélez y los citados clásicos, en los que destacaron la trabajada combinación acústica del cuarteto permitiendo escuchar los matices de cada instrumento y la poderosa voz de Vélez. Les animamos a que sigan trabajando las composiciones de reminiscencia clara en los boleros, cumbias y bachatas de la segunda mitad del siglo XX con ecos en el romanticismo, para conectar con lo mejor de la prosa y lírica que se está gestando en el siglo XXI. Posiblemente, si ellos y Ana Isabel, entre otros, se ponen a cooperar en equipo, con lo que ello implica y permite cuando se hace con alma y mente abiertas, los proyectos serán ricas realidades. Quede ahí la sugerencia. Y este vídeo de la actuación.

Comentarios

  1. Sensacional música y poesía en el aire. Por eso me gusta el verano, permite que se disfrute más de estos espectáculos. Gracias por la nota y el vídeo, muy buenos. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Da gusto tener lectores como tú Mirta. El verano nos permite escuchar los silencios con mayor facilidad. Saludos desde Sevilla.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Os animo a que comentéis los artículos y que entre tod@s hagamos de este blog un lugar de encuentro y debate serio y participativo, siempre respetándonos. Propón temas sobre los que escribir.

Entradas populares