Pablo Rumbao "Prohibido desanimarse"


Cuatro de los cooperantes que saltarán desde 1500 metros el domingo para recaudar fondos para República Centroafricana. Pablo Rumbao, nuestro entrevistado, el segundo a la izquierda.


A pesar de su juventud, lleva años colaborando en la Fundación Bangassou y participando en su gestión para contribuir a la salida de la pobreza material, de la precariedad sanitaria y educativa a los hombres y mujeres de República Centroafricana. Debido al estallido de la Guerra Civil a principios de año y de las barbaries cometidas por los golpistas que han tomado el poder, está de lleno metido junto al resto de cooperantes, voluntarios y entidades que de una u otra manera colaboran cada día para
superar el daño causado.
Como nos comenta en la entrevista al Rick´s Café, en los primeros segundos y días hubo de vivir el luto de la barbarie, para después aprender a reaccionar y volver a su labor humanitaria. Este domingo, día que comienza los Sanfermines en Pamplona, junto a otras personas se ha marcado el propósito de lanzarse desde 1500 metros de altura para recabar fondos destinados a los centroafricanos.  

¿Cómo surgió la iniciativa de tirarse en paracaídas desde unos 1500 metros para recaudar fondos para la reconstrucción de la República Centroafricana?
Desde el 11 de Marzo de 2013 un grupo rebelde llamado Seleka entró en Bangassou arrasando desde su llegada con casi el 50% de la Diócesis y robado unos 30 vehículos. Recuerdo que ese día en mi oficina estuve durante dos horas llorando de impotencia por la situación que allí se estaba viviendo ya que, las personas que desde Córdoba o cualquier punto de España hemos mandado un equipo sanitario, material eléctrico o cualquier elemento sabemos el esfuerzo que eso supone y, que tanto trabajo en cuestión de dos horas quedé arrasado por uno energúmenos, pues te duele. Al finalizar esas dos horas, se me terminó “el duelo” y desde entonces tenemos muy presente uno de los lemas de la Fundación Bangassou
“Prohibido desanimarse” y se empezó a trabajar para reconstruir lo destruido.
No todo va con la rapidez que se quisiera ni se tiene con el apoyo institucional que quizás se esperaría, pero nos vemos en la obligación moral de luchar por la gente de Bangassou y más cuando se ha tenido la posibilidad como en mi caso de poner caras a esa gente y compartir muchas experiencias maravillosas con la gente de Bangassou. No podemos quedarnos con los brazos cruzados mirando el ordenador. Se tiene que actuar. Es por este motivo por el que se decidió hacer algo llamativo, que tenga repercusión y de esto salió la idea del salto en paracaídas, para seguir protestando que la situación en la República Centroafricana sigue muy caliente y que nadie agarra el problema y le da de una vez solución. Esperemos que el salto sirva de unión entre Córdoba con Bangassou. Somos conscientes de que habrá mucha gente rezando por nosotros en Bangassou por nuestro salto. Queremos transmitirle nuestro apoyo y que sepan que estamos juntos a ellos en las duras y las maduras. Queremos mandarle mucha energía positiva y todo nuestro ánimo ante la situación que están viviendo. El año pasado ya corrimos la media Maratón de Córdoba y fue un éxito ya que la gente patrocinaba por km realizado. En esta ocasión los cuatro paracaidistas, Alfredo, Miguel, Alberto y Pablo también estamos teniendo patrocinio por parte de muchas personas y hará que la reconstrucción de Bangassou sea una realidad. El día del salto llevaremos una camiseta conmemorativa con los nombres de la gente que nos ha financiado el salto y también llevaremos un pañuelo de San Fermín gentileza de unos amigos pamplonicas. 
Lástima que Monseñor Aguirre no pueda acompañarnos en esta aventura pero por recomendación médica le ha sido imposible realizarla

¿Qué gestiones habéis tenido que realizar y solventar para tener la luz verde?
El salto no tiene mucha complicación. En el aeropuerto de Córdoba existen cursos de iniciación que ofrecen esta posibilidad a cualquier persona. El tipo de salto que vamos a hacer es el denominado de línea estática, que quiere decir que desde unos 1500 metros nos tiramos solos y el paracaídas se abre de forma automática. El problema es ese. Que a 1500 metros de altura las cosas se pueden ver de distinta manera y cuando se abra la puerta de la avioneta y nos digan ¡venga, adelante! pues quizás pensemos que hacemos allí. Es la primera vez que vamos a realizar un salto en paracaídas y tenemos el nerviosismo propio de cuando se hace por primera vez una cosa. Que si se abrirá el paracaídas, que si tendremos algún problema en el vuelo, si nos pasara algo en el aterrizaje…. Pero estamos convencidos de que todo va a ir bien, ya que contamos con el apoyo de mucha gente tanto en España como en Bangassou. El día 6 nos darán un curso sobre cómo se realiza el salto y unas nociones básicas y el domingo 7 de Julio a eso de las 9 de la mañana es cuando se tiene previsto que se haga el salto. Lógicamente nuestros familiares y amigos nos están constantemente gastando bromas sobre el salto. Se tiene previsto que un buen número de personas acudan a ver el salto en directo el domingo desde el aeropuerto de Córdoba en lo que sin dudad será un día festivo para la Fundación Bangassou y a donde al mal tiempo hay que poner buena cara y que mejor que con una sonrisa.

¿Cómo está siendo la reacción de la población de Córdoba, de las instituciones y de los medios de comunicación con esta acción?
Sinceramente estamos impresionados de la forma en la que están actuando las personas. Hemos conseguido muchos patrocinadores de Córdoba, del País Vasco, de Madrid, que han colaborado muy generosamente con la causa y teniendo en cuenta la situación económica actual es admirable. Como curiosidad tenemos dos colaboradoras Candela y Martina que apoyan la causa y todavía no han nacido en lo que es un gran gesto de generosidad desde el mismo vientre materno. No ha habido un importe mínimo de colaboración, lo importante es la suma final ya que como dice otro de los lemas de la Fundación “Mucha gente, haciendo cosas pequeñas, reconstruimos Bangassou”. Respecto a los medios de comunicación, distintos medios cordobeses se han puesto en contacto con nosotros y hemos realizado entrevistas. La radio también se ha interesado y hemos hecho una entrevista y en las redes sociales vía Facebook y Twitter también se está dando mucha difusión.

Sobre qué os gustaría hablar que no hayamos hablado.

Posibilidades futuras: la Fundación Bangassou sin duda no para en organizar actos y eventos para que la situación en Centroáfrica no se olvide. En breve comenzaremos con la campaña de preparación de contenedores de ayuda humanitaria. En lo que a nosotros respecta vamos a crear una página web que se llame locuras por Bangassou y la idea es que cualquier persona vaya proponiendo actividades a realizar y la más votada es la que realizaremos. 

Comentarios

Entradas populares