Amor adolescente

Vi a aquel tierno adolescente
vivir un amor romántico.
Sentado en la orilla del mar
contemplé a unos diez metros
cómo tragaba saliva reseca.
Me levanté y le dije:
muchacho no sufras por mochilas
que no son tuyas,
por fantasmas que no te pertenecen.
Le acerqué una cerveza
y le dije: ama a la mujer que te ame.
MCR 11/8/13

Comentarios

Entradas populares