Laberintos por resolver

Un hombre le hizo daño,
no supo ver su alma,
ella le regaló su adolescencia,
sus primeros años de madurez.
Pero pasaba el tiempo
y ella, dubitativa, 
vivía en un laberinto sin aire.
Si no dejaba atrás
la carga de su pasado,
nunca viviría en paz,
dejaría marchar
la alegría sanadora del amor.

MCR 15/8/2013

Comentarios

Entradas populares