Raquel Montoya: "Nuestra causa es pacífica y legítima contra los que han causado la crisis"

Navega el Rick´s Café hasta la comarca barcelonesa del Baix Llobregat Nord para entrevistar a la portavoz de su PAH, Raquel Montoya. Esta mujer, que lleva su Área de Comunicación, tiene orígenes andaluces como un grupo importante de otras generaciones que se asentaron en Cataluña desde mitad del siglo pasado.
El encuentro merece la pena, conocer de primera mano cómo están trabajando para encontrar soluciones a los numerosos casos de desahucios, dación en pago de la vivienda para saldar las deudas hipotecarias y, sobre todo, aportar ayuda emocional a esas personas y familias que les llegan cada semana angustiadas y a punto de arrojar la toalla.
Sin embargo, de la mano de otras PAH provinciales y estatales, desde el pasado mes de marzo han logrado ya dos daciones en pago más alquiler social, o el traslado de expedientes administrativos y judiciales por el cambio de residencia de los afectados. La semilla de este movimiento social está en el 15 M, el espíritu asambleario nacido hace ya más de dos años no ha desaparecido, solo ha hecho su metamorfosis como una mariposa libre.  
La PAH del Baix Llobregat Nord nació en marzo de este año. ¿Cómo fue ese proceso de gestación?
La PAH de la Baix Llobregat Nord nació de la mano del movimiento de los Indignados o 15M. Por un lado, en Esparreguera se organizó una conferencia a cargo de la PAH de l’Alt Penedès y en Abrera de la PAH de Sant Boi de Llobregat para explicar qué es la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, cómo trabaja, cuáles son sus reivindicaciones, etc.
Por otro lado, en Olesa de Montserrat, desde el Movimiento 15M de la localidad se empezó a ayudar a una vecina que la querían desahuciar y quedarse con el piso de sus padres que la habían avalado. Las gestiones se empezaron a hacer junto con la PAH de Terrassa, una de las más antiguas e importantes de la provincia de Barcelona. Todos estos hechos hicieron que personas afectadas o no de las localidades de lo que aquí llamamos el Baix Llobregat Nord nos uniéramos y creáramos una PAH propia.
Olesa de Montserrat ha sido la anfitriona desde el principio con la colaboración del Ayuntamiento que ha trabajado desde el primer día para que tuviéramos un local de reunión. Primero en la misma sala de plenos y ahora en una asociación de vecinos. Por otra parte, Esparreguera, Abrera y Martorell también han buscado con sus respectivos ayuntamientos locales dónde encontrarse semanalmente para poder acercar la PAH a sus poblaciones y a sus vecinos.
Estáis siendo asesorados desde el principio por otras PAH con más recorrido. Dos preguntas. Primera, ¿qué os están aportando?
La PAH del Baix Llobregat Nord ha sido apadrinada por la PAH de Terrassa. Eso significa que integrantes de nuestra plataforma iban semanalmente a Terrassa para poder ver cómo se organizaban las asambleas, el seguimiento de casos, etc. Posteriormente, integrantes de Terrassa también vinieron a nuestras asambleas para hacer los primeros asesoramientos y también consejos sobre organización, etc.
También cabe destacar que todas las PAH están en contacto, tanto a nivel catalán como estatal y que desde PAH Barcelona se organizan talleres periódicos para mejorar la formación de los integrantes de las PAH más recientes. Ada Colau es la portavoz estatal de la PAH y todos los integrantes le agradecemos el modo en que transmite el sentir y la lucha de la plataforma, es una pieza fundamental para hacer llegar el mensaje a la población. Pero la Plataforma está organizada, cuenta con muchas personas que han adquirido muchos conocimientos del tema hipotecario, legal, etcétera y que están repartidos por todo el territorio.
A la PAH del Baix Llobregat Nord, Ada Colau no nos ha hecho ninguna visita aunque nos encantaría. De todas maneras, Ada anima a todos los afectados a empoderarse, a formarse para que en todas las PAH haya especialistas en ejecuciones hipotecarias.
¿Qué está aportando vuestra PAH al movimiento?
Nosotros estamos facilitando que la PAH sea más conocida, que sea más visible en poblaciones de fuera del área metropolitana de Barcelona y de tamaño más bien pequeño, que la lucha sea visible y que haya afectados que pierdan la vergüenza, el miedo y luchen por lo que es justo.

Hay personas de diferentes generaciones, creencias, profesiones y situaciones sociales en vuestra PAH como en las restantes. ¿Qué dificultades tenéis que vencer para aunar sensibilidades y circunstancias?
Un movimiento asambleario siempre es difícil de gestionar por lo que comentas, cada miembro de la PAH tiene una situación concreta, unos pensamientos y también una ideología. Las únicas armas serían la palabra, que todo el mundo tenga derecho a explicar sus puntos de vista y que las propuestas sean votadas por la asamblea así como el objetivo común: la lucha por el derecho a la vivienda.
¿Qué riqueza está aportando al movimiento esa diversidad?
Sobre todo que es un movimiento transversal, que incluye a muchas personas de diferente procedencia y condición que si no fuera por la PAH ni siquiera se conocerían. Fomenta el respeto y la convivencia.
Dentro de vuestra organización, hay dos delegados que asesoran a cada persona o familia que sufre un embargo o desahucio. Varias cuestiones. ¿Qué similitudes presentan los casos?
En todas las PAH se designan delegados (dos o tres, dependiendo del número de afectados) para cada entidad bancaria. En nuestra PAH, de nueva creación y pequeña, ya hay delegados para Catalunya Banc (antigua Catalunya Caixa), BBVA y recientemente para Bankia. Poco a poco, a medida que vayan apareciendo más afectados, se tendrán que crear delegados para las demás entidades. Estos delegados representan a los afectados en las negociaciones colectivas iniciadas con la PAH.
Quitando las particularidades familiares, todos los casos son muy similares: afectados porque compraron un piso y al quedar un miembro o dos de la familia en el paro no pueden atender a las cuotas. Y tienen que decidir entre comer y tirar adelante con su familia o pagar la hipoteca. Entre los afectados, podemos encontrar los que han dejado de pagar hace poco, los que ya han sido demandados por el banco y están pendiente de subasta, aquellos a quienes ya se les ha subastado el piso y por último los que están pendientes del desahucio. También hay afectados que ya han pasado por todo el proceso y solicitan la condonación de la deuda pendiente, ya que a pesar de haber perdido su casa, la deuda no ha quedado saldada.
¿Qué apoyo emocional y sanitario brindáis a las personas y familias afectadas?
El apoyo emocional de no estar solo, de no sentirse culpable ni tampoco fracasado. Las asambleas se convierten en una gran familia, con grandes momentos de alegría, también de tristeza y algún que otro roce. También se les aporta la información para que acudan a servicios sociales para solicitar ayuda en caso que la necesite.
¿Cómo describirías la evolución de esas personas y familias afectadas desde que os llegan rotas por el dolor, la angustia y las preocupaciones a conforme les vais dando asesoramiento?
La evolución es significativa. Nos encontramos con afectados con miedo, pánico al desahucio. Cuando se les explica que se puede luchar, que se puede intentar encauzar el desastre, se hacen fuertes, sobre todo cuando tienen toda la información sobre el proceso y dejan de sufrir por las llamadas amenazadoras de la entidad bancaria en cuestión diciendo que los van a dejar a ellos y a su familia en la calle.
Cada mes organizáis ocupaciones pacíficas de entidades bancarias que han participado en la especulación inmobiliaria y financiera. ¿Qué problemas os encontráis para desarrollarlas?
Las ocupaciones pacíficas de una entidad se organizan cuando la asamblea así lo cree oportuno. Es una respuesta activa cuando una negociación de un caso o varios está encallada, no hay respuesta por parte de la entidad o se está solicitando algo que la entidad bancaria no está dispuesta a admitir. Es una medida de presión.
Las ocupaciones bancarias tienen el problema que fuera del horario de atención al público, el banco puede denunciar y desalojar, como ha sucedido en dos ocasiones en Banco Popular de Barcelona. Además, puede conllevar multas importantes.
El problema principal es que tendría que ser mucha, muchísima gente la que se uniera a nosotros.
¿Cómo superáis esos obstáculos?
Intentando dar la máxima información para que la gente sepa que nuestra lucha es pacífica y legítima contra aquellos que han causado la crisis.
¿Dónde se celebrará el próximo encuentro nacional de PAH? ¿Y qué pretendéis que salga de esa nueva reunión coordinadora?
Aún no tengo esta información.
Sobre qué te gustaría hablar que no hayamos hablado. 
...

Comentarios

  1. Algo me ha impedido desde siempre tomar parte en manifestaciones, quizás por aquellas fuertes represiones de mis primeros años de vida, y sobre todo, porque he rechazado la violencia allí donde se encuentre.
    Pues bien, los últimos acontecimientos en nuestro país referente a los inhumanos desahucios, me han hecho cambiar de opinión.
    Si, saldría a la calle a protestar, me pondría delante de esas corruptas entidades bancarias para exigirles justicia y dignidad, me desnudaría delante de ellas y llevaría a cabo incluso actos impropios de mi condición pacifista y dialogante.
    Y es que amigo Manuel, arrancarte por la fuerza de tu casa y arrojarte a la calle argumentando el impago del inmueble o la hipoteca, sin tener en cuenta si eres niño, joven o anciano, es lo más parecido a ciertos actos vividos en la Segunda Guerra Mundial.
    Mi apoyo por lo tanto a todas aquellas personas e instituciones que de una manera pacifica, se dedican a paliar hasta donde puede esta vergonzosa injusticia que nos toca vivir en este momento de buenas palabras y falsos hechos.
    Gran trabajo Manuel
    Fernando

    ResponderEliminar
  2. Gracias Fernando, es un motivo de alegría tener lectores concienciados como tú.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Os animo a que comentéis los artículos y que entre tod@s hagamos de este blog un lugar de encuentro y debate serio y participativo, siempre respetándonos. Propón temas sobre los que escribir.

Entradas populares