Senderos del amor


El mirador de las Tres Victorias, de Gabriela Amorós Seller

Decidí vivir amando
porque la vida sin amor
pierde su sentido,
está vacía.
Me caí,
conocí la soledad del dolor,
de las preguntas sin respuestas.
Poco a poco, erguí mi cuerpo
hasta que mi ser
aprendió a responder aquellas dudas.
MCR 12/8/13

Comentarios

  1. Es un poema de experiencia y de vida, un sendero que se suele disipar si la voluntad no acompaña. Gracias, Manuel.

    ResponderEliminar
  2. Como sabiamente dices Gabriela, la voluntad es decisiva. Ella nos empuja a hacer los cambios necesarios en nuestra vida para salir de los atolladeros. Gracias por tus magníficas ilustraciones.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Os animo a que comentéis los artículos y que entre tod@s hagamos de este blog un lugar de encuentro y debate serio y participativo, siempre respetándonos. Propón temas sobre los que escribir.

Entradas populares