Una obra maestra para caminantes y náufragos

El hombre en busca de sentido (Herder), este libro cambió la vida de su autor Víctor Frankl y ayudó a que muchas personas también lo hicieran. Su recorrido fue azaroso, ya que el primer manuscrito original lo llevaba el escritor en el bolsillo de su chaqueta cuando fue llevado al primero de los campos de concentración en los que sobrevivió hasta poder ser liberado junto a una minoría de supervivientes al final de la Segunda Guerra Mundial.
Separado de su mujer embarazada y de sus padres a quienes no volvería a ver porque fueron asesinados por la barbarie nazi, habiéndose jugado el tipo rechazando una oferta laboral de una universidad norteamericana cuando la ocupación hitleriana de Viena por no abandonar a sus progenitores que eran judíos, el caminar de Frankl por los sucesivos campos de concentración supuso viajar por la fina línea que separa la vida de la muerte. Y como en todo viaje de esa trascendencia hubo de aprender por el camino las múltiples, bárbaras y desconocidas aventuras que se le irán presentando junto a sus compañeros. El primer golpe de frente lo recibirá cuando sus carceleros le arrebataron aquel manuscrito inicial y sin escrúpulos lo quemarán delante de sus ojos. Sin embargo, ese dolor iniciático se convertirá en un estímulo positivo para Frankl, que se empeñará en reescribirlo durante su cautiverio. El amor a esa causa le salvará su vida y también las de otras personas durante y después de aquella locura.
En el amor halla Frankl el principal motor de ilusión para la existencia propia, ya sea hacia una persona, una vocación, una causa, … En este sentido la lectura de El hombre en busca de sentido entronca con la filosofía de la persona de Ortega, Marías, Zambrano y todos los discípulos de ellos que la continuamos. Vivir para hallar en las diferentes y convergentes razones vitales los proyectos irrenunciables por los que levantarse cada jornada. Encontrar en ellos una fuerza amorosa irresistible que te hace luchar hasta hacerlos posible incluso frente a las peores circunstancias. Como Ortega y Marías dirá que junto a la libertad tiene que presidir la vida de cada persona la responsabilidad, y su manera de expresarlo esta bella y clara imagen: yo aconsejo que la estatua de la Libertad en la costa este de los Estados Unidos se complemente con la estatua de la Responsabilidad en la costa oeste. 
Y dentro de aquella injusta e inhumana manera de relacionarse con el otro y los demás que fue el nazismo y sus numerosas formas de exterminar o coaccionar, Frankl junto a otros hombres y mujeres descubrieron que la risoterapia es un método eficaz y sanador para hacer frente y superar aquella paranoia que Hitler y todos sus colaboradores provocaron. Cuando leemos El hombre en busca de sentido, intuimos que Roberto Benigni debió tenerlo como referencia para crear su genial La vida es bella. No nos puede extrañar porque este libro autobiográfico y colectivo, ya que continuamente hace referencia a las personas con quienes compartió vivencias durante los campos de concentración y exterminio, o a quienes trató posteriormente durante sus años como médico, está considerado como una de las obras cumbres de la literatura mundial. Y eso que tuvieron que pasar muchos años para que después de una primera edición que se vendió bien pero infinitamente por debajo de las posibilidades reales de este escrito, -del que se han vendido millones de ejemplares en numerosas lenguas-, hallara un editor competente que supiera distribuirlo y promocionarlo como merecía y que el boca oído entre lectores lo convirtiera en un clásico. 

Comentarios

  1. Mira por donde, es un libro que he tenido que comprar más de una vez porque en alguna ocasión en que lo he prestado acaba por no volver. ¡Qué gran libro!

    ResponderEliminar
  2. Rafael deja tantas reflexiones abiertas las palabras vividas de Frankl, que lo considero un libro básico para conocer la historia del siglo XX y cómo afrontar los avatares.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Os animo a que comentéis los artículos y que entre tod@s hagamos de este blog un lugar de encuentro y debate serio y participativo, siempre respetándonos. Propón temas sobre los que escribir.

Entradas populares