Esencia

Dama del Mediterráneo
manejas los silencios
como Ariadna los hilos de seda.
Señora del Mare Nostrum
tus palabras
son un caudal de energía.
Musa del Gran Lago Azul
tus apariciones tienen la fuerza
de tu paleta de artista.
No tenía sueño,
abandonado por las reservas de la siesta.
Al escuchar tu prosa hecha verso
me invitaste a coger el papel y la pluma
rompiendo la paz de mi madrugada.
Zarandeaste las ramas de mi olivo
extrayendo el aceite de esta sonrisa.
©MCR, 2/9/13

Comentarios

Entradas populares