Brillante arranque del Festival Internacional de Guitarra de Sevilla


Vladislav Bláha en plena actuación.

El viernes 4 comenzó el II Festival Internacional de la Guitarra de Sevilla con el concierto de los geniales Vladislav Bláha y Paco Seco. Un concierto que deleitó al público que llenó la sala habilitada del Ateneo de Mairena del Aljarafe, con dos propuestas diferentes y complementarias. He ahí otro acierto por parte del comité organizador del festival. Mientras Bláha tocaba como si su guitarra fuera una prolongación unitaria de su figura, Seco interpretaba con todo su cuerpo. Si Bláha inició una de sus interpretaciones marcando los acordes solo con su mano izquierda, Seco lo hacía con la diestra. Si la guitarra de Bláha es de color marrón clásico; la de Seco, que precisamente estrenó la pasada primavera en ese mismo auditorio, es de color crema.
Inició Bláha su repertorio con una obra del maestro Bach, para proseguir con una serie de partituras de artistas contemporáneos como Recuerdos de un viaje de Jorge Moral de 2008. Esa composición fue estrenada en el festival checo de Brno. A continuación, brindó un homenaje a la música romántica con una partitura de un compositor ruso dedicada a Edgar Allan Poe, que por momentos recordaba a las bandas sonoras de las películas de Alfred Hitchcock. Y de la composición del creador ruso a todo un tributo a la música universal española de Manuel de Falla, en concreto a su Amor brujo y la Danza del Molinero del Sombrero de tres picos. El público entregado desde el prólogo calentó aún más el ambiente con su cerrada ovación, que dio paso al final de su repertorio con la Danza de Rumanía de Stepan Rak.
Y llegó el tiempo del descanso que los asistentes aprovecharon para dar cuenta de los buenos pinchos y vinos del bar del Ateneo, y prepararse para el goce que les brindaba la segunda parte del concierto, a través de la figura de Paco Seco. La cuestión del idioma y estar en casa -que es a veces tan miope y hostil con la gente de la tierra-, la ironía de Paco y su capacidad de conectar con el público a través del diálogo y la guitarra, creó un ambiente de gran empatía. De hecho, en un momento de su actuación Seco llegó a decirles que se los llevaba a todos a recorrer los festivales y escenarios del mundo por la calidez y el entusiasmo con que le acogieron y celebraron cada una de sus interpretaciones. Con esa capacidad que tiene el concertista de implicarse en la coorganización del festival anunció sobre el propio escenario la necesidad de cuidar ciertos pequeños detalles como los focos de luces o un aire acondicionado que acaban incidiendo sobre las propias guitarras y, por tanto, sobre el sonido. Sin embargo, la maestría de ambos intérpretes torearon con duende esos matices.
Paco Seco interpretando una de sus composiciones.
Sus primeras interpretaciones compuestas por él evocaron a un viaje a la India que hizo hace unos años, y cuyas melodías describían al agua, al fuego, al toque hindú, su mística y filosofía. De ahí pasó a interpretar Soñando una pieza que es un homenaje a los instantes tan valiosos en la vida de cualquier persona. Para a continuación sorprender con Arenas que es una partitura que comienza siendo un vals para transitar hasta los acordes flamencos que transportan hasta las bellas marismas y la tierra fina de la costa. Y de ella a tocar una nana dedicada a su madre que emocionó al público por la presencia de numerosas mujeres y la pasión con la que la tocó. El epílogo lo puso con los acordes flamencos de La niña de la Bamba todo un brindis a Camarón y sus compañeros de La leyenda del tiempo.
Queridos lectores del Rick´s Café os emplazamos a seguir disfrutando del II Festival Internacional de la Guitarra de Sevilla con el tercer concierto que se celebrará hoy lunes a partir de las 20:30 en la Casa de la Provincia de Sevilla. Intervendrán Marcelo de la Puebla con obras de guitarra chilena contemporánea, Paco Seco rindiendo homenaje a la guitarra andaluza de nuestro tiempo, y Óscar Guzmán con el flamenco. Enclavada la Casa de la Provincia en pleno barrio de Santa Cruz, podréis disfrutar de la magia de los concertistas, del duende del lugar y de la noche otoñal sevillana, esa que tanto inspiraba a Don Juan. 

Comentarios

Entradas populares