Elisabeth Maisondieu-Camus: "Camus se preocupó por la persona"



Se sienta el Rick´s Café en la Biblioteca Infanta Elena de Sevilla para dialogar con Elisabeth Maisondieu-Camus, nieta de Albert Camus. Tiene lugar este encuentro durante una de las tres jornadas que el Centro Andaluz de las Letras y el Instituto Francés están dedicando al centenario del pensador y literato.
Ha sido una tarde entrañable e interesante a raíz de la presentación del libro de Camus Breviario de la dignidad humana (Plataforma Editorial) que ha traducido Elisenda Julibert. Ésta ha reflexionado ante el público presente advirtiendo que Camus es poco considerado filosóficamente porque fue polémico, tomó ciertas posturas que no gustaron a la izquierda. Estaba de acuerdo con Marx en el análisis, pero su solución la veía irreal y con tintes catastróficos. Pienso que esto variará porque Camus es un heterodoxo. Fue coherente en su forma de pensar y actuar. 
¿Cómo recordáis a tu abuelo?
Dos tías, hermanas de mi abuela, no querían a Camus. Cuando hablaban de él no eran simpáticas. Mi madre al trabajar sobre su obra, cuando acaba cada día de estudiarle, evita hablar de él. Ella solo nos da consejos a partir de los pensamientos y acciones de mi abuelo. Estamos orgullosos del humanismo de él. Era un hombre muy disciplinado, muy educado, no le gustaban las malas costumbres. Él exigía mucho intelectualmente a su hija –mi madre– Catherine. Mi madre con nosotros ha sido más flexible.
¿Qué trabajos realizáis desde la familia para conservar su legado intelectual y cívico?
El primer trabajo es respetar la obra y el pensamiento de mi abuelo. Al publicar mi madre Los cahiers de él, estos han permitido comprender mejor su obra. Eso es lo hermoso.
Desde tu punto de vista, cuáles son las principales enseñanzas que podemos recibir leyendo a Camus.
Expresar su atención a los demás. Cuestionar sus actos y pensamientos. Saber contemplar a la naturaleza.
En Francia, ¿cómo se está viviendo este centenario?
No ha habido gran cosa. Sí se están haciendo muchas publicaciones literarias y algunas iniciativas puntuales. A nivel de gobierno, la ministra de Cultura depositó un ramo de flores en su tumba.
En Francia se evita a Camus y su relación con la política. No me molesto eso, pienso que Camus tiene una preocupación entre su vida personal y su obra: la persona. No pienso que los políticos tengan la misma preocupación.
En Francia se le enseña en la escuela y en el bachillerato. El pueblo francés le respeta y nos aprecia como familia, esto es lo más importante.
¿Y en Argelia?
En Argelia sí hay manifestaciones alrededor de Camus. Se nos ha ofrecido tener la doble nacionalidad, ser franceses y argelinos.
¿Qué similitudes ves entre el tiempo de tu abuelo y el nuestro?
La miseria, el extremismo, la injusticia. Todos, los mismos que en su época los tenemos hoy en cualquier lugar del mundo.
¿Qué obras de él te llegan especialmente como lectora?
Es muy difícil elegir. Me encantan sus descripciones de la naturaleza, cómo escribe sobre las cuestiones cotidianas. No hay algo particular que me llame la atención, me identifico con sus pensamientos cotidianos y cómo denuncia la miseria. Cuando leo esos paisajes, me sacude.
Dinos algo más sobre él.
Lo que más admiro de él es su humildad que va más allá de su obra.

Comentarios

  1. albert camus en mi lista de favoritos, que bueno su trabajo,

    ResponderEliminar
  2. Así es Lourdes, encantado de verte a ti y tu gente en el Rick´s Café. Pronto estaremos estrenando su revista digital.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Os animo a que comentéis los artículos y que entre tod@s hagamos de este blog un lugar de encuentro y debate serio y participativo, siempre respetándonos. Propón temas sobre los que escribir.

Entradas populares