Garzón y compañía desenmascarados

Hace unos días avisé de algo que podía pasar y se ha cumplido lo avisado tras analizar pequeños detalles. Cuando la Convocatoria Cívica se presentó en Sevilla, Garzón a respuesta de una compañera periodista no entró a denunciar el caso de los ERES en Andalucía. Ayer se ha confirmado por qué: él y otros han tendido la mano al PSOE para unos posibles acuerdos y pactos de futuro. Para mí como persona, ciudadano y periodista esos no son posibles porque el PSOE, en especial el PSOA junto a los dos sindicatos UGT y CCOO de Andalucía que le han bailado al son, ha sido una de las mayores fuentes de corrupción, nepotismo y mediocridad de este país en los últimos treinta y cinco años. Dime con quién vas y te diré quién eres.
Nunca creí en esas banderas porque les veía actuar y por eso ni milité en ninguna fuerza política ni di mi voto a ningún partido. Garzón y compañía con su propuesta, como dijo Ortega de la Monarquía de Alfonso XIII, delenda est. Dar el apoyo a una casta de corruptos como quien se la ha dado o dé al PP, CIU, CC o PNV, es negociar cuotas de poder entre iguales de la misma calaña.
Por lo pronto, dadas las opciones que se nos plantean, propongo un voto en blanco masivo del pueblo español. En las últimas elecciones italianas ya más del 50% del electorado no dio su voto a ningún partido. Ojalá fuéramos el 80 ó 90% de los españoles quienes así actuáramos. La esperanza real la tenemos que poner las personas que nunca hemos participado de esa manera de vivir y convivir maniquea, torticera, corrupta y demagógica. Tenemos otra forma de hacer política y de comportarnos como ciudadanos coherentes y honrados. Y todo parte del comportamiento de uno consigo mismo, con el otro, en el ámbito de la familia, del vecindario, de la ciudad y del país en el que convivimos.
Dejen ya de una vez de creer y apoyar a partidos y políticos, sindicatos y sindicalistas, que han dado muestras evidentes de ineptitud y corrupción, de negociar a espaldas de hombres y mujeres de cualquier generación, para repartirse los puestos, los recursos y las egolatrías que tanto se jactan en pasear desde hace décadas. El papel de la Casa Real también ha sido de órdago. Dejen de tener admiración por gente que ha alcanzado puestos de relevancia en instituciones privadas y públicas mediante el nepotismo y el atentado contra los más básicos derechos de la persona. Me comentaba alguien apreciado que igual había que votar a Messi, como broma pase, como realidad el tan siquiera pensarlo es absurdo. Por qué. Ese hombre a través de los artificios fiscales que otros le facilitaron ha estafado millones a la caja común, la Hacienda. Que haya pagado tras sus acuerdos con la misma es lo mínimo que le tocaba. Como jugador será muy bueno, como ciudadano él y quienes le han apoyado dejan mucho que desear. No es su caso el único, y pongan ustedes queridos lectores el ejemplo de cualquier otro que haya usado los mismos métodos.
 A mí como a cualquier persona honrada ni se nos pasa por la cabeza robar a Hacienda ni a cualquier entidad pública ni privada. Los fondos que se tienen que destinar a educación, sanidad, justicia, I+d+i, regeneración del medio ambiente, cultura, o a la financiación de las PYMES y cooperativas salen de ahí. Por un lado, de los fondos que se recaudan a través de los impuestos y tasas. Y, por otro, mediante los fondos privados que todos ponemos en circulación con nuestras operaciones cotidianas. Cada vez que se estafa a una hacienda pública, cada vez que se deja de poner dinero en cuentas de ahorro en A, y se destinan a paraísos fiscales, todos vemos afectadas nuestras circunstancias presentes y futuras.
Garzón y compañía, su opción política y humana está de más. Gracias por quitarse las caretas.

Comentarios

Entradas populares