Una novela entretenida

Es la que ha escrito José Joaquín Guerra y que lleva por título Una historia intrascendente. La ha publicado Editorial Seleer a quien le requerimos revise la edición porque hay erratas evidentes que han de ser corregidas, por ejemplo, al escribir en mayúscula cualquier palabra después de – en un diálogo. Siempre se tiene que escribir en minúscula. Este toque de atención como otros que podría darle a Seleer es consecuencia de ser un crítico literario honesto y coherente, de editor con amplia trayectoria, y de reclamar el trabajo bien hecho y una edición cuidada y respetuosa con la labor del escritor.
Es una novela corta, y tras leerla me queda la sensación de si pudiera ser larga porque la variedad de temas que trata da para plantearse continuar profundizando en cada uno de aquellos. Todo parte de un accidente que sufre el agente de seguros Pablo y que le lleva a sufrir una amnesia temporal transitoria, que está superando en las dependencias del hospital. Aparece la figura del Doctor Romero y del resto de sanitarios, quienes muestran el carácter competente y lleno de humanidad hacia el protagonista y el resto de pacientes. Da que pensar ese ambiente en la asistencia sanitaria dados los evidentes recortes en las inversiones sanitarias que en España y en la mayor parte del mundo estamos sufriendo desde hace un lustro. ¿Será posible mantener ese grado de excelencia e incluso mejorarlo?
Pablo pasa las primeras jornadas aturdido, preguntándose quién es, intentando recordar lo que le había pasado. Poco a poco, con la ayuda del Dr. Romero y de su equipo, con la aparición a lo largo de la trama de nuevos personajes, irá, por un lado, recuperando los hechos acaecidos durante aquellos tres días que le llevaron a estar ingresado. Y, por otro, en convertirse Pablo no solo en el personaje sobre el que gira la trama sino también en el narrador de la misma. En este sentido, J. J. Guerra se desdobla a través de Pablo para contarnos Una historia intrascendente.
La prosa es sencilla, ágil, directa. Cuando aborda los pasajes eróticos no se anda por las ramas para propiciar que el lector pueda excitarse leyéndole. Si resulta un tanto curiosa la resolución del encuentro de Pablo con Cristina. Ésta pasa de ser una clienta de él, a ser su pareja. Es seguro que al haber elegido Guerra el formato de novela corta le ha influido en plantearnos la relación sentimental entre Pablo y Cristina como lo ha hecho.
Cristina es una mujer a punto de llegar a la cuarta década, con un hijo, separada de una relación tormentosa en la que ha sufrido el mal trato psíquico y físico de su ex. La reaparición de éste en un momento de la historia permitirá atar cabos de lo que ha ocurrido. De esta manera, Guerra se suma a los escritores y demás miembros de la sociedad civil que denuncia el mal trato al otro.
A través del personaje de Abraham, ex pareja de Cristina, se pone de manifiesto otra realidad de nuestro tiempo: ser hijo de una familia normal, con una buena situación socioeconómica y haber recibido una educación importante, no libra de que aquel caiga en el mundo del alcohol y las drogas y, a partir de ahí, se convierta en un ser depravado. El tráfico de estupefacientes se ha convertido en las últimas tres décadas en uno de los negocios más próspero a nivel mundial para las mafias que los realizan y para las entidades financieras que permiten sus transacciones. Y, sin embargo, es uno de los principales problemas a los que se tiene que enfrentar cualquier persona, pareja, familia o sociedad en nuestro tiempo.
Resulta alentadora la presencia del jefe y de los compañeros de trabajo de la empresa de Seguros de Pablo. A través del trato que le brindan, en especial su jefe, durante su periodo de convalecencia, muestra cómo tendrían que ser las relaciones laborales. Otra bien distinta es que ese trato ejemplar sea hoy una minoría en España y el Mundo. Otra de las lacras de nuestra época.
Una historia intrascendente un canto al amor en pareja, en familia, a los amigos.
P.D. Dado que el autor está recuperándose de una operación reciente, publicaré la entrevista más adelante.

Comentarios

Entradas populares