Felipe J. Piñeiro: "El conocimiento es poder de elección y de crecimiento"


El escritor Felipe José Piñeiro García durante uno de sus múltiples actos culturales.

Inicia el Rick´s Café esta serie de entrevistas acerca del papel que el escritor tiene que desempeñar en nuestra sociedad. Nos lo propuso Fausto Antonio Ramírez a raíz de una interviú que le hice por la reciente publicación de su novela Olvida el tango y canta un bolero.
Ha llegado el momento de que afrontemos este tema tan importante y que nos compete a todos, ya sea como escritores o lectores, en definitiva como personas que convivimos y tenemos que afrontar circunstancias comunes.
En las próximas semanas, en los meses por venir, van a pasar por el Rick´s Café ensayistas, novelistas, poetas. Hombres y mujeres de diferentes generaciones que sienten pasión por la escritura y mirar a la vida. Como me comentaba la actriz, coreógrafa y escritora Sara Pastor Cot a raíz de la presentación de su novela Martina, dama de picas, se trata de una de las vocaciones más difíciles de desarrollar y vivir de ella. Y habla ella con el conocimiento de causa que dan veinticinco años de dedicación al mundo de la cultura y del espectáculo.
Comenzamos la serie entrevistando al poeta, ensayista y dinamizador cultural leonés Felipe José Piñeiro García. Es miembro de la generación de 1974, ya que nació en 1973. Autor de obras como la trilogía poética Pensamiento en la oscuridad del ser. Otros libros de poesía suyos son los recientes A partir de aquí y punto, Puntos suspensivos, Cielos e infiernos. Ha escrito el cuento Magosto, noche eterna. Y el inquietante ensayo Desde la agorafobia.
Podéis seguirle en su blog http://felipejpg.wordpress.com/
¿Qué rol puede desempeñar el escritor en la sociedad?
La rehabilitación de la figura del intelectual comprometido a estas alturas puede sonar anacrónica, sobre todo ante la vida política y sobre la racionalidad ética del compromiso, el arma o rol del intelectual es, de este modo, la crítica frente a un mundo que surge por constante oposición a él, a su ideario, a su racionalidad. Las grietas del mundo son, entonces, observadas por el artista desde la óptica de la razón y el juicio; desde los preceptos universales de la belleza y la sensibilidad, por lo tanto el compromiso y el mundo conforman para el artista una trinidad política que se puede explorar ilimitadamente de manera conceptual, o decidirse a habitar en ella desde la esfera de la praxis social, de ahí que el rol en sí no esté definido de una manera u otra, porque cada uno tiene su punto de vista ante la vida y ante sus propios intereses.
Qué temas consideras prioritarios que un literato a través del ensayo, la novela, la poesía o los géneros periodísticos tiene que abordar en nuestro tiempo.
Habría tantos y tantos temas que abordar, que la lista sería inmensa o cada día se le sumaría algo más, lo difícil es hacerlo desde una imparcialidad yo diría casi imposible, real, dura, que la gente lo sienta como suyo, que forme parte de su vida.
Que la mentira sea un objeto en desuso y no en uso, como es al día de hoy y la verdad una puerta a la que todos estén invitados a traspasar.
Los temas más acordes a nuestro tiempo y perdiendo el miedo a las represalias serían bastantes, por poner algunos ejemplos: el poder real de la economía sobre los gobiernos, los lobbys a día de hoy y su engranaje político, el fin de la era de la industrialización y los motivos por los cuales esto sucederá, la corrupción sin tapujos, la verdadera vida y trasfondo de los poderosos a nivel mundial. Son todos hechos que a día de hoy el 90% de la ciudadanía desconoce, si hubiese el poder de hacérselo llegar, nuestro tiempo cambiaría, del mismo modo que cambiaría la manera de ver y aceptar todo lo que quieren que sepamos o no, el conocimiento es poder de elección y de crecimiento.
Creo que el arma más poderosa es el conocimiento, un conocimiento que a día de hoy está clasificado.
¿Qué actos estimas hay que llevar a cabo para que el escritor y el público –la sociedad civil– tengan una relación más cotidiana?
Los mismos actos que los que debería hacer un político o un gran empresario, acercamiento, honestidad, el tú a tú, el contacto con la gente, el día a día, para no perder el objetivo de lo que se hace, de lo que la calle y la sociedad respira, así luego desde la experiencia se piensa y escribe, nadie es más que nadie, sea un premio Cervantes, Planeta o un periodista de élite.
Vivimos en un mundo con demasiados compartimentos estancos. ¿Cómo pueden contribuir quien escribe y quien lee, quien actúa en un teatro o quien va a verle a actuar para trazar puentes de colaboración?
La identificación con los demás, lo que hacen y lo que sienten, una tarea muy difícil, crear una sinergia de sentimientos electrificantes de los cuales les sea imposible evadirse a los unos y los otros.
Pero esto no sólo sería contribución por parte del que escribe o el que lee, las editoriales, un punto de acceso necesario para lograr tal desempeño, sin su compromiso nada será siquiera un proyecto fiable, y quien dice editoriales, dice, salas de arte, museos, teatros, etc...
En cualquier pueblo o ciudad de España, Europa o en otras partes del mundo, contamos con magníficas bibliotecas, centros cívicos, teatros… Hace unos días asistí a un acto de presentación de un libro de Albert Camus con presencia de su traductora y de una nieta de Camus. La sala estaba llena, pero apenas unas cinco personas tendrían entre los 18 y los 25 años. ¿Qué hay que hacer para que la generación más joven se una y tire con fuerza de actos como el citado?
Educación real y vocacional por parte del profesorado desde la infancia, no retóricas aprendidas a lo largo de los años que no tienen más finalidad que cumplir el esquema pre establecido por un ministerio, en este caso el de cultura, obsoleto, mal manejado y correoso.
Acceso sin restricciones a centros cívicos, teatros, bibliotecas, librerías acordadas, todo ello para el uso, disfrute y crecimiento de la sociedad.
A partir de ese crecimiento personal y ameno, los jóvenes que fueron niños tendrán unas bases reales por las cuales regirse y determinar aquello que les puede aportar lo que necesitan o desean, culturalmente hablando.
En EEUU, los intelectuales de prestigio desde hace décadas escriben en revistas especializadas, dejando al margen a la prensa de masas. En España, se tendió hacia la prensa generalista. ¿Qué publicaciones híbridas se pueden hacer para acercar sus reflexiones al gran público?
En España, un país tan mediático y a la vez tan hermético en determinados temas o situaciones, la mecánica o funcionamiento de la empresa y el capital solo se invierte en los beneficios, o sea, en la prensa generalista o de masas, al día de hoy tal y como está constituida nuestra sociedad no veo posible a corto o medio plazo el éxito de alguna publicación híbrida o revista mínimamente especializada.
¿Qué análisis haces de los medios digitales en la difusión de la labor del escritor en esta época y su comunicación con sus conciudadanos?
Anecdótica más que funcional, se sigue favoreciendo al amigo, conocido o el que me hizo este o aquel favor, no creo en un medio digital con absoluta coherencia y libertad que desarrolle dicha labor en todo su potencial, no sin que antes o después las presiones de un mundo tan regido le pasen factura.
¿Qué literatos del pasado y actuales consideras que han realizado y realizan una labor valiosa a nivel cívico, y por qué?
Sería imprudente poner nombres de antes y de ahora, siempre puede olvidarse alguno o por el contrario, puede que uno de los elegidos sea un tabú en cualquiera de los cuatro poderes de nuestra nación.
Pero generalizando, porque hay ensayistas, novelistas, poetas, historiadores, cualquier escritor que haya concienciado,  enseñado, guiado y abierto la mente de tan solo una persona, merece todos mis respetos. El por qué, es sencillo, porque ha sabido librarse del lastre de los juicios, de las presiones, ya sean políticas, religiosas o culturales para enseñar desde un punto de vista claro e imparcial, sin miedos y con objetividad, claro que si me pones en la tesitura de decir nombres, los pondría, pero prefiero no hacerlo.
Sobre qué te gustaría hablar que no hayamos hablado.
Sobre las grandes empresas o negocios que mueven la cultura y el arte en toda su percepción, a día de hoy son verdaderos muros para que tanto niños, adolescentes, jóvenes como adultos tengan un acceso ilimitado a la cultura, al saber y a la verdad en cualquiera de sus formas.

Comentarios

Entradas populares